La localidad palentina de Monzón de Campos fue el centro de uno de los condados altomedievales que componían el reino de León: el condado de Mozón. Fue incorporado al condado de Castilla durante el gobierno del conde García Fernández.

 

Monzón de Campos en la Alta Edad Media

Monzón de Campos, Monteson como se cita en la época, comienza a formar parte del reino de Asturias en el último tercio del siglo IX, quizás entre los años 882 (repoblación de Castrojeriz) y 899 (repoblación de Dueñas). En 904 aparece la primera referencia concreta de la existencia de Monzón y de su castillo, ya que habla del alfoz y del castro de Monzón, y dice así: «…de quantum abeo in suburbio de kastro quod dicitur Monteson…»¹

Pero es con Ramiro II cuando comienza a cobrar una singular importancia. Bajo su gobierno tenemos los primeros datos acerca de la existencia de un conde en Monzón: Ansur o Assur Fernández, citado en el año 943. En esa época la localidad disponía de al menos dos fortalezas y dominaba un amplio territorio entre los condados de Saldaña y de Castilla. Con el conde Fernando Ansúrez logra su máximo esplendor, pues su hermana Teresa Ansúrez se casa con el rey Sancho I de León y el condado ve ampliado su territorio con las localidades de Tariego y Dueñas. Tras su muerte (978) el condado pasó a manos de Teresa Ansúrez, pero ésta, tras la muerte de su hijo Ramiro III (985) parece que dejó también el gobierno del condado. En algún momento, quizás antes del 990, el conde de Castilla García Fernández se hace con su dominio y quedará unido desde entonces al condado castellano.

La localidad de Monzón contaba en esa época con dos recintos fortificados que dominaban el paso del río Carrión por la zona. Uno estaba localizado en el pago que actualmente se llaman Los Castellones o Los Castrillones; el otro donde hoy en día se encuentra el actual Castillo de Monzón. En la época altomedieval parece que el castillo de Los Castellones era el principal y donde se asentaba la familia condal.  Del actual castillo de Monzón, únicamente los cimientos de la torre del homenaje se suponen procedentes de época altomedieval.

 

Los Castellones o Castrillones: el castillo de la alta edad media

En el lugar hoy conocido como Los Castellones es donde se situaba la primitiva fortaleza de Monzón, aquella que sería la sede del condado de Monzón. Su asentamiento tiene orígenes prehistóricos, pues se han localizado algunos hogares y silos prehistóricos de época Neolítica y de la Edad del Bronce.

Se estima que este castillo fue abandonado alrededor del siglo XII. Hoy en día apenas quedan restos —unos muros— por varias causas. Además del tiempo transcurrido y de la erosión producida por las crecidas del río Carrión sobre el terreno arcilloso, durante la construcción de la línea férrea Madrid-Santander fue derruido y gran parte de sus piedras fueron empleadas como relleno del talud. Más adelante otras infraestructuras afectaron al edificio como el desvío del cauce del río Carrión y la construcción de una acequia para regadío.

Por medio de varias excavaciones arqueológicas se ha confirmado la importancia del asentamiento. En 1861 se descubrió una escultura de bronce  de factura musulmana de origen discutido (califato de Córdoba, época almohade…). Se trata de un aguamanil con forma de león de 31 x 54 cm. decorado mediante grabado a buril y con una cola articulada. Su hocico está completamente abierto y decorado con dientes. Pudo ser parte de una fuente ornamental. La inscripción en árabe que adorna los lados de la escultura expresa buenos deseos para el propietario. Hoy en día se conserva en el Museo de Louvre de París.

León de bronce encontrado en Monzón de Campos

León de bronce encontrado en Monzón de Campos

Junto al león se encontró un mortero o almirez, datado en el siglo XII, que se conserva actualmente en el Museo Balaguer de Vilanova i la Geltrú. Se trata de un mortero cilíndrico realizado en bronce. Tiene una rica y variada decoración con atauriques, punteados y los motivos zoomorfos emparejados dentro de aros entrelazados. Lo más interesante es su inscripción laudatoria dispuesta dentro de líneas punteadas y escrita en árabe, cincelada sobre un fondo de ataurique. La leyenda, que fue traducida por Corrales y Gallego en el año 1942, dice así: «Bendición completa y felicidad siempre creciente y prosperidad de todo género y posición social elevada y dichosa para su dueño».

 
Mortero Monzón de Campos s. XII

Mortero Monzón de Campos s. XII

En 1893 se encontraron dos lápidas de un antiguo cementerio hebreo.  Ambas están expuestas con carácter permanente en la sala I del Museo Sefardí, instalado en la Sinagoga del Tránsito de Toledo. Las dos lápidas sepulcrales, realizadas en granito blanco están escritas en caracteres hebreos regulares, muy cuidados. Una de ellas, la más completa, de 32 x 25 cm., con nueve líneas de inscripción,  corresponde a Samuel bar Saltiel el Nasi, y se fecha en 1097. La otra, de 22 x 25 cm., en seis líneas, correspondería a Saltiel el Nasi. Posiblemente se trataría de las laudas sepulcrales de un padre y su hijo que, según relata el texto del epígrafe, murieron al desplomarse su casa sobre ellos.

Lápida funeraria en hebreo hallada en Monzón de Campos (Palencia) de finales del siglo XI. Del rabí Semuel bar Saltiel el Nasí

Lápida funeraria en hebreo hallada en Monzón de Campos (Palencia) de finales del siglo XI. Del rabí Semuel bar Saltiel el Nasí

A fines de los años 80² se hicieron algunas excavaciones arqueológicas en una necrópolis y se descubrieron varias tumbas de lajas, de entre los siglos XI-XII, así como algunas estelas discoideas con grabados de cruces griegas.

 

  1. Villa Calvo, Nicolás: Mendunia: Historia documentada de Monzón de Campos. Ed. CIT  bajo Carrión y Ucieza, 2002, p. 12-13
  2. Mancho, J. (1989): “Necrópolis de Los Castrillones, Monzón de Campos (Palencia). II Congreso de Historia de Palencia, t. I. pp. 525-538.