[¿? – 802]

Rebelde al emirato omeya en Zaragoza y Huesca (797-801). También llamado Bahlul ben Abi-l-Hayyay (en árabe لبهلول ابن أبي الحجاج) y Bahaluc en las crónicas francas

Bahlul era hijo de Marzuq ben Uskara, quien, según al-Udri¹, «tenía treinta hijos varones, y había llegado por el norte hasta el castillo de Qasr Muns (¿Castro Muñones en el Cerro del Calvario de La Puebla de Castro, Huesca?), en los alfoces de Barbitaniyya (Barbastro), que es un castillo inexpugnable, del que eran dueños en su mayor parte él y sus hijos.» Por el nombre puede ser que fuera una familia muladí de origen vascón.

Según la crónica al-Muqtabis, en el año 181 H (5-marzo-797 / 21-febrero-798) Bahlul se rebela en la ciudad deZaragoza, capital de la Frontera o Marca Superior de al-Andalus. La secuencia de los hechos no es del todo clara pues en el propio al-Muqtabis se dan varias versiones². Lo más probable es que Bahlul lograra tomar la ciudad aprovechando la inestabilidad imperante en la Frontera Superior. Esta situación estaba provocada por la acción combinada de dos facciones: En primer lugar los tíos del emir de Córdoba al-Hakam I, Sulaymán y ‘Abd Allah; en segundo lugar los generales y hermanos ‘Abd al-Karim y ‘Abd al-Malik ben ‘Abd al-Wahid ben Mugit, quienes se habían sublevado contra el emir el año antes. Como ya hemos dicho, no es posible saber exactamente que ocurrió entre los protagonistas pues el al-Muqtabis da noticias confusas sobre los hechos. Nosotros proponemos la siguiente secuencia:

En el año 180H (16-marzo-796 / 4-marzo-797) los hermanos ‘Abd al-Karim y ‘Abd al-Malik ben Mugit se sublevan en Zaragoza contra el emir y entablan relaciones con ‘Abd Allah para aunar fuerzas. El año 181H, el emir al-Hakam I envía un ejército contra Zaragoza al mando de Abu Safwan y Hani. El ejército emiral logra derrotar a los rebeldes y hacen prisionero a ‘Abd al-Karim, quien permanece preso en Zaragoza. Pero el control emiral sobre la ciudad dura poco. Ese mismo año Bahlul encabeza otra rebelión y se hace con el poder en la ciudad.

‘Abd al-Malik ben Mugit y ‘Abd Allah tratan de volver a conquistar Zaragoza, la ciudad clave para controlar la Frontera Superior. Sus fuerzas combinadas se enfrentan a Bahlul pero son derrotados. Entablan negociaciones para establecer una alianza y ‘Abd al-Karim, quien seguía preso en la ciudad, es liberado. La alianza parece que no duró mucho tiempo.

Ante la situación tan cambiante, Bahlul también envió una embajada diplomática en el 797 a Luis el Piadoso de Aquitania, tal y como relata el Astrónomo en su Vita Ludovici dándole el nombre de Bahaluc:«Y también los embajadores de Bahaluc, príncipe de los sarracenos, que señoreaba los lugares montañosos confinantes con la Aquitania, que venían a pedir la paz y traían regalos, los recibió y remitió». Los carolingios tratan de tomar Huesca, sin éxito, en el 797 encabezados por un tal Heriberto. Las mismas crónicas dicen que Huesca estuvo cercada en el 798 y que en el 799 el valí musulmán de la ciudad ofreció entregar a los francos la ciudad, pero parece que no se hizo efectivo, como veremos, hasta el 800.

En el 182H (22-febrero-798 / 11-febrero-799) Bahlul es derrotado por las tropas de ‘Abd Allah pero no sabemos si esto motivó que fuera desalojado o no de Zaragoza. Las tropas de Bahlul continuaron enfrentándose contra las de ‘Abd Allah, comandadas por Abu Imran, quien también tenía el apoyo de los Banu Salama, gobernadores de Huesca, y los francos durante el año 183H (12-febrero-799 / 31-enero-800). Pero ese año Bahlul les derrota en la batalla de Liyana (¿Oliana en Lérida?).

En el 184H (1-febrero-800 / 19-enero-801), ‘Abd Allah y los Banu Salama, con el apoyo franco, logran entrar en Huesca. Pero Bahlul atacó la ciudad, la asedió y logró derrumbar la torre donde los Banu Salama se habían hecho fuertes, muriendo casi toda la estirpe, aunque ‘Abd Allah logró escapar a Valencia. Según cuenta al-Udri, el emir al-Hakam I envió a Amrús ben Yusuf con un potente ejército desde Toledo. Sin necesidad de batallar, por diplomacia, Amrús consiguió que los habitantes de Zaragoza echaran de la ciudad a Bahlul. Amrús quedó como valí de Zaragoza.

Bahlul continuó gobernando en Huesca hasta que Amrús ben Yusuf, encargado de pacificar la Marca Superior, y Sabrit lograron recuperar la ciudad de Huesca en el 186H (10-enero a 29-diciembre 802). Bahlul fue asesinado ese mismo año. Según al-Udri, el asesinato fue llevado a cabo por un antiguo lugarteniente suyo llamado Jalaf ben Rasid y ocurrió en una cueva situada en el Pallars a la que llama la Cueva de Bahlul (Gar-Bahlul), en los confines de sus antiguos dominios.

 

La leyenda de Bahlul

La figura histórica de Bahlul se vio pronto mezclada con relatos legendarios sobre todo por la historia que ha llegado hasta nosotros en la obra de al-Udri, la cual difiere mucho de lo que parecen ser los hechos históricos y que, como se verá, parece una leyenda épica.

En resumen, la historia de al-Udri cuenta que un asceta llamado Ibn al-Mugallis fue consultado por al-Hasan, cadí de Huesca, acerca del comportamiento arbitrario de los Banu Salama contra la población oscense. El santo elevó oraciones y dijo que el poder de los Banu Salama estaba en declive y que la causa vendría de Barbitaniya (Barbastro).  Los Banu Salama, al conocer la profecia, pensaron que se refería al clan de los Ben Uskara y se dirigieron contra ellos. Marzuq negoció con los Banu Salama y a cambio de la paz ofreció como rehenes a varios de sus hijos, entre ellos a Bahlul, que fue encarcelado en la Sudda.

Estando allí una esclava del harén de los Banu Salama se enamoró de Bahlul y le ayudó a escapar, llevándose parte de las riquezas de los Banu Salama. Los Banu Salama se dirigieron rápidamente hacia Qasr Muns a amenazar a Marzuq, que volvió a dar rehenes para conseguir una tregua. Cuando Bahlul llegó a sus casa paterna, Marzuq se negó a acogerlo por el riesgo que corría. Bahlul y la esclava huyeron entonces a Barcelona, donde tenía unos tíos maternos. Pero al poco se cansó de estar allí y se dirigió hacia el pueblo de Selgua, en la Barbitaniyya, donde vivían su hermana y su cuñado. Allí finalmente acabó asesinando a un criado de los Banu Salama y se declaró en rebeldía. Continuó lego conquistando Huesca y Zaragoza hasta que fue derrotado y asesinado.

El texto completo puede leerse en el artículo La leyenda de Bahlul. Esta leyenda de Bahlul puede compararse con otras leyendas épicas medievales como apunta el artículo Bahlul y Walter de España de José Fradejas.

  1. Traducciones tomadas de De la Granja, Fernando: La Marca Superior en al obra de Al-Udrí, Rev. Estudios de la Edad Media.
  2.  J. Vallvé y F. Ruiz Griela: La primera década del reinado de Al-Hakam I, según el Muqtabis II,1 de Ben Hayyan de Córdoba. Real Academia de la Historia. Madrid, 2003. Se dan cuatro noticias de la sublevación de Bahlul en el 181H:
    • Los hermanos Ben Mugit aliados con ‘Abd Allah atacan Zaragoza, gobernada por Abu Safwan, y son derrotados. Pero al poco se subleva Bahlul y libera al prisionero ‘Abd al-Karim. (pp. 99-100)
    • Los hermanos Ben Mugit son expulsados por Abu Safwan de Zaragoza donde se habían rebelado. Al poco se rebela Bahlul y los hermanos Ben Mugit tratan de recuperar la ciudad pero son derrotados por Bahlul y ‘Abd al-Karim es hecho prisionero, aunque al poco es liberado. (pp. 109-110)
    • Bahlul se subleva en Zaragoza y los hermanos Ben Mugit conquistan la ciudad y lo expulsan (pág. 110)
    • Bahlul se subleva en Zaragoza y se pasan a su bando los Ben Mugit y ‘Abd Allah, aunque al poco se enemistan (pág. 111)