Infanta de Castilla y primera abadesa de Covarrubias (978-1039).

[¿? – Covarrubias, 1039]

Urraca García fue hija, posiblemente la primogénita, del conde García Fernández de Castilla y de Ava de Ribagorza.

La dueña del Infantado de Covarrubias

Su primera aparición histórica (978) coincide con el momento en el que sus padres crearon para ella el Infantado de Covarrubias¹. Los condes dotaron a su hija con la villa de Covarrubias, el monasterio de San Cosme y San Damián de dicha localidad, y una gran cantidad de villas y monasterios situados en Lerma, Tabladillo, Clunia, Lara, Barbadillo, Muñó, Castrojeriz, Bembibre, Burgos, Ubierna, Rublacedo, Río de Vesga, Cerezo, Pancorbo, Poza de la Sal, Salinas de Añana… es decir, por territorios de las actuales provincias de Burgos, Palencia, Álava y Cantabria. También le donaron numerosos bienes muebles: colchas, colchones, almohadas, paños, ajuar de mesa, cítaras, cruces, cálices y coronas para la iglesia, dinero en metálico, 500 vacas, 1.600 ovejas, 100 yeguas  además de «30 moros y 20 moras», que suponemos eran esclavos o siervos obtenidos como prisioneros de guerra.

En uno de los tres diplomas que certifican estas donaciones, escrito por el famoso Florencio de Valeránica, así lo cuenta:

[…] yo García Fernández junto con mi esposa la condesa Ava […] decidimos presentar una ofrenda a Nuestro Señor Jesucristo y a sus santos, a saber, a nuestra prole e hija Urraca y elegimos para ello el lugar de Covarrubias, que se alza en la orilla del río Arlanza, en donde se hallan las reliquias de los santos Cosme y Damián y de San Cipriano, obispo, y de Santa Eulalia, virgen, y de Santo Tomás, apóstol, y de los santos Justo y Pastor, testigos de Cristo.

Al acto asistieron, además de la familia condal castellana, el rey Sancho II de Pamplona y su esposa Urraca, tía de Urraca García, así como un obispo, treinta y dos magnates, once abades y multitud de eclesiásticos.

Consejera de los condes de Castilla

Urraca García fue consejera de su hermano el conde Sancho García. En el 1003 aparece junto a su hermano en un documento por el que donan Quintanilla de Bureba al monasterio de San Millán de la Cogolla y se la denomina Urraca cometissa².

Pero destacó en su labor política durante la minoría de edad de su sobrino, el conde García Sánchez. Acompañó al joven conde a tomar posesión del condado de Monzón, según un documento de la abadía de Husillos³. Urraca García aparece en dos documentos del 4 y 5 de abril del 1024 firmados por el conde García Sánchez4. En ellos firma como Urraka, Christi ancilla y Urraka respectivamente. En el documento del 5 de abril el conde García Sánchez confirmó a su tía Urraca todas las donaciones que había recibido de parte de sus antepasados.

Tras la muerte de su sobrino parece que aceptó de buen grado la regencia de Sancho III de Pamplona sobre el condado castellano. De su monasterio procede uno de los pocos testimonios documentales de este momento5. El 24 de octubre de 1032 por el que la noble doña Guntroda vende a Urraca la villa de Fontioso por 400 maravedís y en el que firman como testigos, entre otros, el rey Sancho y su hijo, Fernando Sánchez, futuro Fernando I de León.

Muerte por asesinato

Urraca García fue asesinada en el año 1039 y sepultada en la iglesia de San Cosme y San Damián de Covarrubias. Se sospecha que su muerte fue instigada por el rey Fernando I, su sobrino, con el objeto de acceder a su inmenso patrimonio personal. Puede incluso que acabara sus días encarcelada en el torreón, según propone Luis Alonso Tejada6.

Hoy en día podemos leer el siguiente epitafio del siglo XVI: Y en la del medio iace la ynfanta doña Urraca, hija del conde Garcí Fernández, a la cual, su padre dió esta Yglesia e Ynfaztango de Cobarrubias. Era 1016.

Sepulcro de Urraca Fernández, a la izquierda con el escudo de Castilla y León

  1. Zabalza, Manuel: Colección diplomática de los condes de Castilla, documentos 52, 53 y 54.
  2. Zabalza, Manuel: Colección diplomática de los condes de Castilla, doc. 62.
  3. Archivo de la Catedral de Palencia, Libro de privilegios de Husillos, folio 6v.
  4. Zabalza, Manuel: Colección diplomática de los condes de Castilla, documentos 78 y 79.
  5. Cartulario del infantado de Covarrubias, doc. 16.
  6. Alonso Tejada, Luis: Círculos de piedra, círculos de fuego, SGEL, 2010