El Ayuntamiento de Barbadillo del Mercado ha solicitado a la Junta de Castilla y León la declaración de la ermita de San Juan como Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento.

El informe va avalado por la empresa de arqueología Cronos S.C., encargada de llevar a cabo las campañas arqueológicas en el entorno del monumento que, tras los trabajos de este verano pasado, han concluido en que el actual templo prerrománico se asienta sobre otro visigodo, entre los siglos VII y VIII, lo que confirmaría que en ese lugar hubo un templo coetáneo a otros de la zona, como el de Quintanilla de las Viñas.

Esa importancia histórica es una de las razones esgrimidas por el Ayuntamiento para pedir la declaración de BIC de San Juan, por lo que, además, la solicitud se hace extensiva a la zona donde desde 2018 se vienen realizando las prospecciones arqueológica.

El alcalde de Barbadillo, José Antonio Sancho, por su parte, explicó la importancia que para la localidad tendría esa declaración, tanto para poner en valor el templo y su proyección turística, como para seguir avanzando en su restauración, ya que recuerda, que urge el arreglo de una de las bóvedas y la cubierta, proyecto que ya conoce la Junta de Castilla y León.

La excavación en San Juan de Barbadillo se integra en un proyecto de investigación mayor sobre monasterios primitivos en el antiguo Alfoz de Lara, comarca que concentra buena parte de edificios que cuentan con grandes cuerpos de fábrica prerrománicos todavía en pie, como la ermita de la Virgen de las Viñas, en Quintanilla de las Viñas; San Pedro el Viejo, en Hortigüela; y la cueva del Santo, en San Millán de Lara.