El descubrimiento ha ocurrido durante en los trabajos de construcción del tramo de la autovía A-12 entre Santo Domingo y Villamayor del Río.

Durante el pasado mes junio comenzaron los trabajos arqueológicos previos. Consistían en la realización de 25 sondeos en los yacimientos arqueológicos en la zona de Grañón afectados por las obras de acuerdo al proyecto de construcción. Pero el hallazgo, que no es casual, se debe a la ejecución de una excavación arqueológica en el yacimiento de La Magdalena, del municipio de Grañón, que se ve afectado directamente por la traza entre los kilómetros 4,950 y 5,110.

Los trabajos arqueológicos están siendo realizados por la empresa Antequem, arqueología y medio Ambiente, SL, que cuenta con todos los permisos de excavación arqueológica de la Dirección General de Cultura del Gobierno de La Rioja.

El grupo de arqueólogos desenterró una necrópolis con alrededor de 90 tumbas que datan entre los siglos VI y XI, las cuales corresponden a dos momentos cronológicos consecutivos, la Antigüedad Tardía y la Alta Edad Media, pertenecen tanto a adultos como a niños de diferentes edades y no muestran evidencia de que hayan sido reutilizadas.

Cuando se finalice la excavación arqueológica y antropológica los restos óseos se trasladarán a gabinete para realizar el correspondiente estudio antropológico y cronológico que permita completar la investigación, de acuerdo a lo recogido en el Proyecto de Intervención Arqueológica aprobado por la Dirección General de Cultura del Gobierno de La Rioja. Según las primeras apreciaciones hechas por expertos se podría tratar de una necrópolis visigoda de hace unos 1.400 años.

Sepultura de la necrópolis de La Magdalena, en Grañón
Sepultura de la necrópolis de La Magdalena, en Grañón