Castilla y León es, sin lugar a duda, una de las regiones con más historia de nuestro país, algo que le ha permitido mantener un encanto especial en todas sus ciudades y municipios. De esta manera, el turismo rural se ha afianzado como uno de los principales motores económicos de esta comunidad autónoma a lo largo de los últimos años, cumpliendo con las expectativas generadas tanto en el viajero nacional como en el internacional.

De hecho, según los últimos datos publicados en la Encuesta de Ocupación de Alojamientos Turísticos que ha elaborado el Instituto Nacional de Estadística (INE), se demuestra que Castilla y León es el destino preferido dentro de nuestra geografía en cuanto a turismo rural. Así, en el mes de agosto se ha superado en un 1,4 % el total de pernoctaciones en la región respecto al mismo periodo de 2019, al mismo tiempo que se han rozado las 100 mil visitas.

Por otro lado, merece la pena destacar que el turismo rural permite una enorme cantidad de variantes con las que complementar la oferta, permitiendo que Castilla y León aproveche al máximo todas sus ventajas competitivas. Esto es fundamental en un mercado cada vez más cambiante, donde la exigencia crece a pasos agigantados y las expectativas de los viajeros son elevadas.

La diversificación turística, un acierto a medio plazo ya que permite combinar varias fortalezas en una región determinada

Uno de los principales puntos fuertes de esta diversificación tiene que ver con el turismo deportivo, que también ha crecido en toda la comunidad autónoma. Gracias a ello, aspectos como la sostenibilidad, una vida sana o el cuidado de la naturaleza ganan peso en nuestra sociedad, aumentando su valoración y ayudando a generar una relación de 360º con el viajero.

Además, la llegada de grandes eventos deportivos a Castilla y León se convierte en una oportunidad de oro para que la región demuestre toda la belleza de sus municipios, especialmente con competiciones como la Vuelta a España. De este modo, su inminente comienzo a finales de octubre pondrá a esta región bajo todas las miradas, ya que será la encargada de acoger siete de las veinte etapas que componen uno de los momentos más importantes del ciclismo internacional.

Por supuesto, en este contexto es fundamental la cobertura mediática, ya que a través de ella se pueden observar los preciosos paisajes castellanoleoneses, algo que también sucede con el Tour de Francia o el actual Giro de Italia. Así, desde cualquier casa de apuestas como bet365 se pueden seguir al detalle todas las etapas de las Grandes Vueltas, conociendo el recorrido y los pueblos por los que compiten los mejores ciclistas del momento.

Este tipo de eventos deportivos ayudan a revitalizar los municipios de la región

De hecho, los pronósticos de crecimiento para Castilla y León son muy positivos a corto plazo, especialmente mientras mantenga la diversificación turística con estrategias como la que hemos mencionado anteriormente. Así, gracias a la colaboración entre la administración pública y el sector privado, la Vuelta a España seguirá siendo uno de los eventos deportivos más importantes de nuestro país y mantendrá su importante presencia en la región.