Cada 28 de junio desde hace más de 9 décadas celebra su cumpleaños la Gimnástica Segoviana, uno de los clubes con más solera de Castilla y León. Siempre encasillado en el fútbol más modesto, la historia de este emblemático club, patrimonio de la ciudad de Segovia, es una travesía constante por la supervivencia, con varios amagos de desaparición, el último hace menos de una década.


En el plano deportivo, la situación liguera en la actualidad es inmejorable, con pleno de victorias en su división, lo que le sitúa cada semana como equipo favorito en las apuestas online de bet365 a conseguir la victoria, independientemente del equipo que reciba o del rival que visite.

Una historia de supervivencia

Javier de Andrés, segoviano nacido en 1974 y periodista desde 2001, es ya uno de los socios de la Gimnástica Segoviana más antiguos y trabaja para el club desempeñando tareas de comunicación entre otras actividades. Su pasión por la “Vecchia Sego” le animó a realizar un exhaustivo trabajo de documentación para presentar un libro histórico sobre el club de sus amores.

“Una historia de supervivencia” fue el nombre que eligió para su libro, y en el detalla con todo lujo de detalles todos los entresijos de un club por el que han pasado abogados, políticos, senadores, constructores e incluso exfutbolistas gimnásticos, como es el caso actual, siendo Agustín Cuenca presidente y exjugador de la Gimnástica Segoviana hasta hace pocos años.

En sus más de 600 páginas encontrarán historia viva de este longevo club, así como de sus jugadores más importantes, entre los que destacan Mariano Gutiérrez Chocolate, Minguela, Ramsés Gil o José Luís Anel entre otros.

En su mejor momento

La actualidad gimnástica no puede tener mejores noticias en este inicio de 2021. Al acabar el año 2020, la Gimnástica Segoviana fue declarada como el mejor equipo de España de todas las categorías nacionales por sus apabullantes números en este inicio de temporada, lo que le da muchas opciones de regresar a la Segunda División “B”, techo histórico del cuadro segoviano.

El conjunto dirigido por Manu González solo sabe ganar esta temporada, y como declaran todos sus rivales, la Segoviana parece un equipo de otra categoría, algo que aspira a alcanzar la entidad al final de esta temporada. No sería la primera vez que el conjunto segoviano alcanza la categoría de bronce, pero como bien relata el libro de Javier de Andrés, poco dura la alegría en segunda B, puesto que automáticamente acaba descendiendo a la temporada siguiente.

A nivel deportivo, ese será el reto del equipo en caso de consumarse el ascenso a final de temporada, y en el marco puramente histórico, la entidad tendrá que decidirse por un modelo de gestión basado en la aportación de cada socio como hasta ahora, o la conversión a Sociedad Anónima deportiva para adecuarse a los nuevos tiempos, un debate que lleva algún tiempo sobre la mesa y que ha generado mucha controversia en los dos últimos años.