Al-Andalus y la cruz Book Cover Al-Andalus y la cruz
Ensayo
Rafael Sánchez Saus
Historia medieval
Stella Maris
12 de enero de 2016
412

Así surgió Al-Andalus, con la conquista árabe de España entre los años 711 y 719, y con el posterior establecimiento de un sistema como medio para perpetuar el dominio establecido por una pequeña minoría de guerreros musulmanes orientales y norteafricanos sobre los autóctonos cristianos. Este dominio se articuló a través de un régimen que consagraba el sometimiento político, religioso, y la inferioridad jurídica y moral de los cristianos. Aunque las ventajas ofrecidas a los conversos al islam indujeron a muchos cristianos a la apostasía, y otros muchos prefirieron el exilio, todavía hacia 950 Al-Andalus era un país mayoritariamente cristiano.

Dos siglos más tarde, la cristiandad se había desintegrado por la inmersión en la cultura árabe y oriental, y por la abierta persecución desatada contra ella por almorávides y almohades. Este libro se ha escrito para dar a conocer la realidad de la vida de los cristianos en Al-Andalus, que poco o nada tiene que ver con las ensoñaciones y falsificaciones interesadas que nutren un mito construido a costa de la verdad histórica, y a la sombra de la crisis de los valores que hicieron posible el surgimiento de España como proyecto alternativo a lo que Al-Andalus supuso.

Rafael Sánchez Saus es doctor en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y catedrático de Historia Medieval en la de Cádiz. En esta última fue decano de su Facultad de Filosofía y Letras. Posteriormente ha sido rector de la Universidad San Pablo CEU de Madrid. Es académico de número de la Real Academia Hispano Americana de Cádiz, de la que fue director, y correspondiente de la Real Academia de la Historia y de otras instituciones académicas y órdenes civiles españolas y extranjeras, así como secretario de la Cátedra Alfonso X el Sabio. Especialista en la Baja Edad Media española, ha publicado una docena de libros y más de cien obras de investigación sobre este periodo. Una de sus principales líneas de trabajo ha sido el estudio de las relaciones entre cristianos y musulmanes en la frontera hispánica. Ha recibido diversos reconocimientos y premios por su obra investigadora.