Amaya o los vascos en el siglo VIII Book Cover Amaya o los vascos en el siglo VIII
Francisco Navarro Villoslada
Novela histórica

Amaya o los Vascos en el Siglo VIII es sin duda la novela histórica española más importante del siglo XIX, y es también, junto al El señor de Bembibre de Gil y Carrasco, la creadora de la novela historica española que seguirán, entre otros, Mariano José de Larra, con El doncel de don Enrique el Doliente; José de Espronceda con Sancho Saldaña o El castellano de Cuéllar; Valle Inclán, con su ciclo sobre Las guerras carlistas; Ramón J. Sender con La aventura equinoccial de Lope de Aguirre, o Ana María Matute con La torre de vigía, ambientada en la Edad Media.

La narración de Amaya o los vascos en el siglo VIII es de una gran complejidad y relatan simultáneamente una seríe de historias convergentes y divergentes. El patriarca de los vascos, Aitor había profetizado, en fecha inmemorial, que el primer rey de los suyos sería aquel que se casara con la heredera de su propia estirpe. Pero la heredera no es otra que Amaya, la hija de un capitán godo Ranimiro que combate duramente contra los vascos. Hace años Ranimiro se había casado secretamente con Paula, la primogénita del linaje de Aitor. Paula se había hecho bautizar cuando todavía el paganismo dominaba en Vasconia, por lo que su familia renegó de ella. En castigo la raptaron, recluyéndola en el caserío de Aitormendi. Cuando Ranimiro puede llegar a ella la encuentra muerta.

El escenario donde se desarrolla es Navarra, y la época (el siglo VIII), la de la invasión musulmana de España. Amaya, la protagonista, es una princesa legendaria, hija del visigodo Ranimiro y de su esposa, descendiente directa de Aitor. Amaya da forma y ambientación al mito de Aitor, patriarca de los vascos, de quien es el equivalente femenino. Personajes secundarios son Pacomio, un conspirador judío que maquina entre musulmanes, visigodos y vascos. Eudes, hijo de Pacomio, ocultando su origen judío, ha llegado a un alto puesto en el reino visigodo (duque de Cantabria) y aspira a poder más allá de lo que sus aliados y su padre se lo permitían. Al final, el secreto de Aitor se revela: recomendar la conversión al cristianismo a los vascos paganos. Amaya se casa con el líder de la resistencia vasca, García.