Califa omeya y gobernante de la taifa de Melilla (med. s. XI)

Pertenecía a la familia omeya pues era un descendiente del emir al-Hakam I. Según Ibn Hazm, a consecuencia de la fitna o guerra civil que provocó la caída del califato, en la ciudad de Melilla, en aquellos momentos bajo la autoridad del califa de Córdoba, ‘Abd al-Aziz ben Ahmad ben Muhammad ben al-Asbag ben al-Hakam al-Rabadí, aduciendo a su ascendencia omeya, tomó el título de al-Mahdi, proclamándose califa en Melilla.

Esta es la cita:

‘Abd al-Aziz ben Ahmad ben Muhammad ben al-Asbag ben al-Hakam al-Rabadi se rebeló en Melilla tomando el título de califa. Fracasada la revuelta, vivió [el resto de sus días] como un hombre vulgar, muriendo dos años después. Sus hermanos ‘Abd al-Malik el jurista y Hisham, que le llevaban dos años de edad [vivían cuando aquél se rebeló y aun] vivieron algún tiempo después de su muerte”.

lbn Hazm: Naqt al-Arus p. 65.

En el 456H (1063/64) o 459H (1066/67), Muhammad ben Idris, el antiguo rey de Málaga y califa hammudí, fue invitado a gobernar Melilla en sustitución de ‘Abd al-Aziz


Bibliografía

Zozaya, Juan: En torno al mundo islámico de Melilla, Revista Aldaba, nº 300, 1998, p. 277-303.