[¿? – 16 diciembre 1042] Yahya ben Idris ben Alí ben Hammud llamado al-Qaim bi-Amr Allah. En árabe يحيى القائم بأمر الله
Rey de la taifa de Málaga (1039-1040)
Quinto califa hammudí (1039-1040)

Yahya II era hijo de Idris I. Su kunya era Abu Zakariyya.

En principio Idris I había nombrado heredero del título califal y del gobierno de la taifa de Málaga a su sobrino Hasan ben Yahya. Pero cuando falleció Idris I, Hasan se encontraba como gobernador en Ceuta y el mismo día del fallecimiento (8 de octubre de 1039) la corte malagueña proclamó a Yahya II nuevo califa, tomando el título honorífico de al Qaim bi-Amr Allah.

Parece ser que este movimiento fue incitado por el visir Abu Yafar ben Ali Musa ben Baqanna, hombre fuerte del gobierno en época de Idris I, cuyo fallecimiento ponía en riesgo su posición, sobre todo en caso de ser proclamado Hasan ben Yahya, cuyo ministro eslavo Abu-l-Fawz Naya era declarado enemigo suyo.

Pero el visir Naya no aceptó esta situación y proclamó a Hasan ben Yahya califa en Ceuta, recibiendo el juramento de fidelidad de los ceutíes y de los restantes dominios hammudíes del Norte de África.

La Crónica Anónima de los Reyes de Taifas menciona que la causa de que Hasan lo depusiera fue su escasa aptitud para gobernar la taifa de Málaga pues:

Era lábil de inteligencia, malo de condición e inapto [para las tareas] de gobierno.

Crónica Anónima de los Reyes de Taifas, trad. Felipe Maíllo Salgado, p. 19

De inmediato se organizó una flota desde Ceuta en dirección a Málaga, al frente de la cual se puso el propio Hasan ben Yahya, decidido a hacerse con el dominio de la ciudad peninsular y sus territorios.

Tras un breve asedio se entablaron negociaciones con las autoridades malagueñas, que concluyeron con la capitulación de la ciudad en el mes de yumada II de año 431H (23 febrero a 23 de marzo de 1040) y la renuncia de Yahya al Califato a favor de Hasan. A cambio, se respetaron la vida y las propiedades de Yahya II.

Yahya II falleció dos años después, el 16 de diciembre de 1042 posiblemente envenenado.