Etiqueta "emir"

Muhammad I

Muhammad I [823-886] Emir omeya de al-Ándalus (852-886) Sucedió a su padre ‘Abd al-Rahman II a pesar de las intrigas de la concubina Tarúb. En vida de su padre ya había sido gobernador de Zaragoza y además participó en numerosas campañas militares. Comenzó su gobierno con un ataque exitoso contra el conde Odalrico de Barcelona (852) al mando de Musà ben Musà. En sus comienzos, asesorado por el visir Isa ben

Al-Mundir

Al-Mundir [844-Córdoba, 29 junio 888] Emir omeya de Al-Ándalus (886-888) Estaba luchando contra el señor de Alhama, aliado del rebelde Omar ben Hafsun, cuando falleció su padre, Muhammad I (junio 886). Levantó el sitio y se fue a Córdoba a hacerse con el gobierno. Esto fue aprovechado por Omar ben Hafsun para extender sus dominios por Málaga y Jaén. Al-Mundir era un excelente militar y decidió acabar con Omar. En la

Al-Hakam I, al-Rabadí

Al-Hakam I o Alhakem I, al-Rabadí (el del Arrabal) Abū al-‘Āṣ al-Hakam b. Hišām ( أبو العاص الحكم بن هشام), llamado al-Murtazî (المرتضى)  [Córdoba, 770 – Córdoba, 21 de mayo de 822]. Emir de Al-Ándalus (796-822)   Segundo hijo de Hisham I, accedió al emirato a la muerte de su padre pero con la oposición de sus tíos, ‘Abd Allah y Suleymán, los mismos que se habían rebelado contra su

‘Abd al-Rahman II o Abderramán II

‘Abd al-Rahmán II o Abderramán II. Abū l-Mutarraf `Abd ar-Rahmān ibn al-Hakam (أبو المطرف عبد الرحمن بن الحكم) [Toledo, 792- Córdoba, 22 de septiembre 852] Emir de Al-Ándalus (822-852) Hijo de al-Hakam I, ‘Abd al-Rahmán II heredaba el emirato a los treinta años, por lo que ya tenía una larga experiencia militar y administrativa. La esmerada educación que había recibido influyó en su carácter y en su manera de pensar,

‘Abd al-Rahman I o Abderramán I, El Emigrante o El Justo

‘Abd al-Rahman I o Abderramán I, El Emigrante o El Justo. ‘Abd Ar-Rahman ibn Mu’awiya ibn Hisham ibn Abd al-Malik (عبدالرحمن بن معاوية بن هشام بن عبد الملك) [Damasco, 734- Córdoba, 30 de septiembre 788] Primer emir omeya de al-Ándalus (756-788) Miembro de la dinastía Omeya que gobernaba en Damasco, ‘Abd al-Rahman fue el único superviviente de la matanza que se llevó a cabo en el 750 y que acabó