Etiqueta "poema"


Poema de Ibn Darrāŷ: La victoria de Almanzor en la batalla de las Peñas de Cervera (Burgos)

Ibn Darrāŷ fue uno de los poetas más afamados de al-Andalus. Estuvo al servicio de Almanzor desde el año 992. Inició una corriente cultista, diríamos barroca, y destacan sobre todo sus obras elogiosas acerca de las acciones militares de Almanzor, a quien parece que acompañó en varias de sus acciones bélicas. En el año 1000 Almanzor realizó una exitosa aceifa contra los reinos cristianos. Salió de Córdoba el 21 de

El dragón en la batalla de Hacinas

A primera vista parece que en la épica medieval española no abundan los hechos relacionados con dragones y otras bestias. Pero quizás, lo que ocurre es que no están tan divulgados. Veamos un ejemplo. Cuenta el Poema de Fernán González (estrofas 467-486) que la noche antes de que comenzara la batalla de Hacinas, legendaria lucha que duraría tres días, algo espantoso les ocurrió a las tropas del conde castellano Fernán

Capítulo 717 de la Primera Crónica General – Poema de Fernán González

Capítulo 717 – El capítulo de como el rey de Leon enuio dezir al conde  quel fuesse a cortes o quel dexasse el condado.   … el conde Fernand Gonçalez , pues que ovo uençudo al rey don Garçia, como auemos dicho, et fue tornado a so condado, llegol mandado del rey de Leon quel fuesse a cortes o quel dexasse el condado. El conde, quando ouo leydas las cartas

XIII.1 Nuevas guerras contra Navarra – Poema de Fernán González

Estrofas 691 a 700 del Poema de Fernán González   691 Enantes que oviessen las bodas acabadas, —non avie ocho dias que eran començadas— fueron a don Fernando otras nuevas llegadas: que venie el rey Garçia con muy grandes mesnadas. Antes de que hubiesen acabado las bodas, —no hacía ocho días que habían comenzado— llegaron a don Fernando otras noticias: que venía el rey García con muy grandes mesnadas. 692

X.14 Arenga del conde en la batalla de Hacinas – Poema de Fernán González

Estrofas 536 a 545 del Poema de Fernán González   536 Al conde don Fernando llegaron los mandados commo eran los mejores de los otros finados; los cristianos estavan tristes e deserrados: si non los acorria, eran desbaratados. Al conde don Fernando llegaron las noticias de cómo a sus mejores los otros matado habían; los cristianos estaban tristes y apenados: si no los socorría, serían desbaratados. 537 Quando lo oyo