Etiqueta "siete infantes"

La Piedra de los Siete Infantes en la Sierra del Almuerzo

Dicen en las tierras de Soria que la Sierra del Almuerzo se llama así porque en ella hicieron los Siete Infantes de Lara su último almuerzo antes de ser emboscados y decapitados por las tropas musulmanas aliadas con su tío Ruy Velázquez. Por eso también se llama a veces la Sierra de los Siete Infantes de Lara. El almuerzo, siguiendo la tradición, se hizo sobre una mesa de piedra situada muy

Córdoba: la Casa de las Cabezas y la Calleja de los Arquillos

La capital del califato andalusí, Córdoba, tiene un gran protagonismo en la leyenda de los Siete Infantes de Lara. Hacia esa ciudad se encamina Gonzalo Gustios, el padre de los Infantes, engañado, pensando que va en una embajada ante Almanzor. Cuando llega es apresado y, posteriormente, se le enseñan las cabezas de sus siete vástagos. Es también en Córdoba donde Gonzalo Gustios tiene un hijo con una esclava musulmana. Será

El palacio de Gonzalo Gustios en Salas de los Infantes

Bien indica el Cantar de Los Siete Infantes que Gonzalo Gustios y sus hijos procedían y residían en la localidad de Salas, hoy Salas de los Infantes (Burgos). Es más, las primeras versiones de la historia siempre se refieren a ellos como los infantes de Salas, el apelativo de Lara, por la comarca en la que se encuentra la localidad, es más tardío. Y por lo tanto en esta localidad sitúa

La Pata de Caballo de doña Lambra en Salas de los Infantes

Cuenta una tradición, casi ya perdida, que en la localidad de Salas de los Infantes, el lugar de procedencia de los siete infantes de Lara y donde estaba la casa solariega de su padre, Gonzalo Gustios, se conservaba una huella de una herradura de caballo en una piedra. Así lo cuenta Menéndez Pidal, quien pudo contemplarla en un periplo por la zona de Salas: «Saliendo ya de la villa en dirección

Las cabezas de los Siete Infantes de Lara en Salas

Como no podía ser de otra manera, Salas, la localidad de procedencia de los siete infantes, tiene numerosas tradiciones con respectos a estos insignes y legendarios nobles.El primer hecho de la importancia del cantar en su historia es su propio nombre. Hasta el siglo XVI se llamaba Salas de la Hoz de Lara pero desde ese siglo ya se denomina Salas de los Infantes. Puede este cambio ocurriera tras el

7 arcos para 7 infantes en la iglesia de Omeñaca

“A daros gracias vinieron los siete infantes de Lara y encontraron, cosa rara, que siete puertas se abrieron“ Cuenta la leyenda de los Siete Infantes de Lara que Ruy Velasco, tío de los infantes, preparó una expedición militar contra los musulmanes en la frontera soriana con el objetivo final de traicionar y asesinar a sus sobrinos. Mientras los infantes estuvieron en la zona recorrieron varias localidades y les ocurrieron diversas