Las labores para acondicionar como plaza un terreno municipal en el acceso a Castrillo de Murcia y la mejora de la calle superior han sacado a la luz dieciséis silos con distintos materiales que podrían datarse entre los siglos VIII y XI, es decir, en la Alta Edad Media.

Los trabajos fueron inspeccionados por el equipo de arqueólogos formado por Fabiola Monzón, Gloria Martínez y Alberto Rodrigo, quienes se percataron de que esas cavidades tapadas -se veía la diferencia de color del relleno con respecto al terreno natural- que aparecieron al hacer el corte del muro en la zona de la nueva plaza, podían ser una importante fuente de información sobre los orígenes de Castrillo, que es el objetivo final qué pretende la excavación en la zona conocida como Santa María de Barriuso.

Y es que los primeros documentos en los que hay constancia de la localidad son del año 1029, pero su origen podría ser anterior y de ahí que el Ayuntamiento pretenda conocer más detalles sobre el pueblo.

En los silos se han encontrado materiales tales como restos cerámicos de vasijas, platos, ollas e, incluso un punzón pulido de hueso. En definitiva objetos de mesa y cocina que datarían de la Alta Edad Media. Serán las pruebas de carbono 14 las que determinen con mayor exactitud el periodo de tales objetos, prueba que el Ayuntamiento está dispuesto a financiar en ese afán por conocer el origen del pueblo, explica el alcalde, Diego Sancho.

Los 16 silos excavados se localizan en unos 300 metros cuadrados y cada uno ronda una superficie de 90×150 centímetros y 1,20 metros de profundidad. Estos elementos están relacionados con la agricultura y dan una idea aproximada de la población que en un momento concreto tenía el lugar: a más silos, más gente. Y presumiendo que esta no es la única zona donde se localizan, la idea es completar un plano de dispersión para obtener más información sobre la cantidad de silos y qué proporción de población había e, incluso, que comía la gente.En cuanto a las piezas cerámicas localizadas en los silos, apuntan a una época anterior al conocido como primer poblado de Castrillo de Murcia del siglo XI.