El conde Sancho García (995-1017)

El condado de Castilla bajo el conde Sancho García entre los años 995 y 1017. Sancho inició su gobierno tras la muerte de su padre García Fernández en el 995 contra quien se había rebelado. En sus primeros años se limita a resistir las acometidas de Almanzor pero la muerte de este (1002) y el comienzo de la desintegración del califato de Córdoba (1009) hace posible que se convierta en un árbitro de la política peninsular de este período y recupere parte de las fortalezas perdidas en el río Duero.


Los últimos años de gobierno de Sancho García (1009-1017)

El nuevo califa de Córdoba, Muhammad II, llamado al Mahdi, el Salvador, no supo ganarse la voluntad de los eslavos ni de los bereberes e incluso provocó la división entre su propia familia omeya. Así que pronto un nieto de ‘Abd al-Rahman III, llamado Hisham ben Sulayman, fue proclamado califa con el apoyo de los bereberes. Muhammad II sorprendió al nuevo pretendiente y Hisham fue degollado el 23 de junio

Sancho García y los últimos amiríes (1002-1009)

La muerte de Almanzor en el 1002 no supuso la pérdida de poder de los amiríes en Córdoba, Su hijo ‘Abd al-Malik al-Muzaffar será el destinado a heredar el poder de su padre. Tenía veintiocho años y suficiente experiencia en la administración y la batalla. Apenas fallecido Almanzor, ‘Abd al-Malik reunió a su ejército en Medinaceli y partió hacia Córdoba para hacerse confirmar como sucesor de su padre por el

Sancho García y Almanzor (995-1002)

El 18 de mayo del 995 el conde García Fernández había sido herido y apresado por los musulmanes entre las localidades de Langa y Alcozar, y murió el 29 de julio. Su sucesor único era su hijo, Sancho García, que además se encontraba en rebeldía contra su padre. La sucesión se realizó sin problema alguno, al menos no nos han llegado noticias contrarias a esta hipótesis. Los primeros años de