Hoy en día la Costa del Sol es uno de los lugares más visitados por los veraneantes tanto españoles como extranjeros. Pero además de las playas y el buen tiempo, la Costa del Sol malagueña conserva aún interesantes restos de su pasado musulmán. En ocasiones estos restos están casi ocultos pero merece la pena visitarlos. Este es el caso de Mijas (Málaga), donde te recomendamos el Hotel Ilunion Mijas en Costa del Sol

Mijas tienen un inconfundible aire islámico en la tipología de las calles de sus centro histórico, estrechas e irregulares, y en su aspecto de pueblo blanco.

Pero son muy escasas las referencias de la época de al-Andalus con respecto a esta ciudad. La localidad de Mijas (Mixas) aparece en la historia de al-Andalus cuando, a fines del siglo IX, se convierte en una de las primeras poblaciones en las que triunfó la rebelión del muladí Omar ben Hafsun junto con las localidades de Awta (Cortijo de Auta, Riogordo) y Comares. Esta revuelta mantuvo en vilo durante casi cuatro décadas a los emires de Córdoba hasta que fue sofocada definitivamente por ‘Abd al-Rahmán III.

Posteriormente, tras la desintegración del califato de Córdoba, Mijas perteneció al reino taifa de Málaga, el cual en el 1057 fue conquistado por el reino taifa de Granada. En el 1073 el reino volvió a dividirse y precisamente es de esa época la única cita documental de Mijas. Se trata del momento en el que ‘Abd Allah de Granada entregaba, entre otras muchas, la alcazaba de Mijas a su hermano Tamim ben Buluqqin, que gobernaría a partir de ese momento la taifa de Málaga.

Los restos de esta alcazaba y, más concretamente, de la muralla que la protegía se encuentran hoy en los denominados Jardines Árabes de Mijas. Precisamente unas excavaciones realizadas en ese lugar en 2013 certificaron la antigüedad de la población: Se halló un buril datado en el Paleolítico Superior, de hace más de 20.000 años, y los restos de lo que pudiera ser un antiguo santuario fenicio dedicado a Astarté.

El resto de los vestigios musulmanes están más ocultos a la vista. En el mismo entorno de los citados jardines, que cuentan además con un mirador, se encuentra la iglesia de la Inmaculada Concepción. Fue edificada en el siglo XVI sobre los restos de la antigua mezquita poco tiempo después de que Mijas fuera conquistada por Castilla en el 1487. Parte de su alminar se reutilizó para construir el actual campanario.

Iglesia Inmaculada Concepción de Mijas
Iglesia Inmaculada Concepción de Mijas

Y, por último, en la misma zona , aprovechando parte de los vestigios de la muralla, se halla la ermita rupestre de la Virgen de la Peña. Fue construida por los mercedarios en 1548. Pero existe una tradición que argumenta que en 1586, en los muros del castillo, dos niños pastores avistaron una paloma que se posó en lo alto de la alcazaba y que se transfiguró en la Virgen María. Entonces les avisó de dónde se encontraba una imagen tallada

Ermita de la Virgen de la Peña de Mijas
Ermita de la Virgen de la Peña de Mijas

Los niños fueron a avisar a su padre, un albañil, y éste descubrió una talla de la virgen en el lugar donde hoy se alza la ermita. Sería un caso más de talla que había sido escondida a los inicios de la conquista musulmana de la zona.

Os animamos a buscar hoteles en el pueblo de Mijas y disfrutar de esta hermosa localidad.