Portada » Torre de la Jura o del Heredero

Torre de la Jura o del Heredero

por Javier Iglesia Aparicio
0 comentario 319 visitas 3 min. de lectura
Torre de la Jura (Soto, Cangas de Onís)

Son numerosas las leyendas relacionados con los orígenes del reino de Asturias y Pelayo. Pero una de las más desconocidas más allá del ámbito asturiano es la supuesta existencia en el concejo de Cangas de Onís de la Torre de la Jura, o del Heredero o de Cauvilla, el lugar donde según la tradición Pelayo juró su título.

La construcción se sitúa en la localidad de Soto de Cangas, perteneciente al concejo de Cangas de Onís, sobre una elevación que tiene el sugestivo nombre de Campo de la Jura o de las Varas, pues allí se realizó, hasta fines del siglo XIX, la elección de los alcaldes, jueces y procuradores del Ayuntamiento de Cangas de Onís, y tomaban las varas que les correspondían por tales cargos, como señal de autoridad.

Hoy en día se encuentra en muy mal estado de conservación. Sus restos actuales son de época bajomedieval. Conserva gruesos lienzos de sus paredes que alcanzaron los 19 metros de altura, una pequeña saetera y un arco de medio punto, sobre impostas, abierto en una de las fachadas. Parte de su mampostería se ha aprovechado para la construcción de una vivienda que se adosó a uno de sus muros.

Pues bien, la tradición local asegura que allí es donde se realizó la elección de Pelayo como primer caudillo de Asturias tras la batalla de Covadonga, aunque no exista ninguna evidencia que permita asegurar dicho hecho.

José Alfonso Guerra y Villegas (m. 1722), cronista y rey de armas de Felipe V, ya recoge esta tradición y dice que en este lugar “concurrieron a la elección del Infante Pelayo y lo acompañaron en los primeros progresos de la recuperación, para afianzar en su posteridad la memoria de sus méritos fundaron Casa Solariega, edificándola tan cerca del sitio donde celebraron la elección que acredita bien su ocurrencia en ella pues la pusieron poco distante de la peña de Covadonga en el concejo de Cangas de Onís en el lugar de Soto”.

El Heraldo, periódico madrileño, publicó una carta fechada el 29 de agosto de 1844 dirigida a la reina Isabel II en la que se solicita la devolución de los bienes pertenecientes al Cabildo de Covadonga que no habían sido vendidos en el proceso de desamortización; en la que se dice: “más abajo el campo de la Jura nos muestra el sitio monumental en que el pueblo asturiano, jurando libremente obediencia a su rey, dio principio a la monarquía de Castilla”.

En 1858, durante una visita real de Isabel II, se pidió que, dentro del proyecto de restauración de Covadonga, que había sido arrasado por un incendio en 1777, se incluyera una columna o monumento que informara de la importancia de este lugar.

Y durante la visita que Sagasta y Alfonso XIII hicieron el día 2 de Agosto de 1902. El alcalde recibió al Rey con estas palabras: “Señor, ponéis los pies en el mismo sitio que los puso Pelayo; en donde éste juró como Rey, en donde tuvo principio la Monarquía española, que tan gloriosamente sostiene y representa Vuestra Majestad.”

Debido a su pésimo estado de conservación, el monumento se encuentra dentro de la Lista Roja del patrimonio de Hispania Nostra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.