Con la llegada del buen tiempo, nada mejor que disfrutar de la naturaleza y del patrimonio histórico y cultural de la más vieja Castilla, de la hermosa comarca burgalesa de Las Merindades. Te animamos a equiparte con una buena mochila de senderismo, un buen bastón, calzado cómodo y un buen refrigerio y a disfrutar de un relajado paseo.

En esta ocasión proponemos el sendero PRC-BU-139. Viejos caminos y despoblados, es un recorrido circular que discurre por las localidades de Bóveda de la Ribera, Quintanamacé y el despoblado de San Martín de Mancobo.

La ruta se encuentra en las cercanías de Medina de Pomar, uno de los núcleos de población más grandes dentro de la comarca burgalesa de Las Merindades, y municipio al que pertenecen las tres localidades por las que discurre el sendero.

El silencio va a ser el gran protagonista de este atractivo itinerario pensado para el disfrute de un sorprendente entorno natural.

Quejigos, encinas, pinos y hasta algunas hayas constituyen el refugio de una abundante y variada fauna de la que sobresale el corzo, fácilmente visible si se camina en silencio.

El recorrido tiene su arranque en Bóveda de la Ribera. Este pueblo —denominado antiguamente Bobeda de la Ribera— pertenecía históricamente a la Junta de la Cerca, una de las seis en que se subdividía la Merindad de Losa en el Corregimiento de las Merindades de Castilla la Vieja.

Siguiendo viejos caminos que atraviesan un paisaje salteado de bosques y pastizales llegaremos a la minúscula localidad de Quintanamacé. Hoy en día apenas quedan habitantes (4 según el padrón de 2007) que se dedican diariamente al cuidado de su ganado.

Distancia: 12,09 Km.
Tiempo estimado: 3 h.
Dificultad: Fácil
Ciclabilidad: 100%
Época recomendada: Todo el año

Pero el verdadero despoblado al que apela el nombre del recorrido es la siguiente etapa de nuestro camino: San Martín de Mancobo. En decadencia desde mediados del siglo XX, su último bautizo se celebró en su iglesia en el año 1967.

Desde entonces, el pueblo sufrió el éxodo rural hasta el abandono definitivo. Hoy, sus calles y caminos son lugar de pastoreo de un extenso rebaño. En pueblo se encuentra en la fase más llamativa del abandono; cuando las casas y las calles conservan buena parte de su estructura pese a estar ya deshabitadas; cuando aún parece posible que, en cualquier momento, la vida vuelva a florecer como antaño..

Una impresión similar ofrece su iglesia, casi completamente arruinada, en la que permanecen parte de sus bóvedas de crucería y la espadaña. Un lugar para reflexionar sobre el problema tan actual de las despoblación del interior de España.

Toca ahora volver hacia nuestro punto de partida y subir de nuevo hacia el Alto de San Pedro subiendo por el repecho que asciende por la Fuente de las Torquillas. De nuevo, pasando por pinares, quejigales y claros dedicados a los pastos, volveremos, ya completamente despejados y relajados a Bóveda de la Ribera.

Descarga de archivo PDF informativo del Sendero PRC-BU-139. Viejos caminos y despoblados (12,09km.):

Mapa sendero PRC-BU-139