La Consejería de Cultura y Turismo de la Junta Castilla y León ha adjudicado, con un presupuesto total de 7.502 euros, trabajos de limpieza y mantenimiento en los yacimientos arqueológicos de Uxama (El Burgo de Osma), Tiermes, la Canalización romana de Ucero, La Torre de la Mora (Vildé), el Horno de la Virgen de la Vega (Serón de Nágima) y el Dolmen del Alto de la Tejera (Carrascosa de la Sierra), a la empresa soriana Grupo de Arqueología Experimental Areco.

Se trata de yacimientos en los que la Junta de Castilla y León ha llevado a cabo actuaciones previas para su valorización y visita pública, todo ellos son accesibles y cuentan con señalización. Los trabajos están destinados a mantener los yacimientos en buenas condiciones de conservación y visita, incidiendo en la supresión de la vegetación y realización de trabajos básicos de conservación e intervenciones puntuales de consolidación, en las zonas e itinerarios adaptados a la visita.

 

Actuaciones en el yacimiento de Uxama

El yacimiento celtibérico-romano de Uxama se ubica en el cerro de Castro y fue declarado Bien de interés Cultural, con categoría de Zona Arqueológica, en 1997. Para facilitar el acceso al público y una mejor interpretación de estos vestigios se han efectuado a lo largo de los últimos años diversas actuaciones, como la consolidación y vallado de la Casa de los Plintos y la terraza artificial porticada, la reconstrucción de la atalaya islámica y la adecuación y cerramiento de las cisternas. Todos estos elementos forman parte de un recorrido preparado para la visita pública, que se complementa con el apoyo de un aula arqueológica y atriles explicativos.

Las actuaciones previstas para este año son la limpieza de las cisternas, atalaya y cartelería, aplicación de herbicida y retirada de maleza en las zonas e itinerarios adaptados a la visita, así como la restauración de diez metros de muro con mortero de cal en la Casa de los Plintos.

 

Yacimiento de Tiermes: limpieza de vegetación

Tiermes o Termes fue una importante ciudad celtibérica que aparece en las fuentes escritas en relación con la resistencia frente a Roma. Tras la conquista romana se inicia la fase de mayor esplendor urbanístico de la ciudad, destacando construcciones de carácter público. La ciudad pierde importancia a partir del Bajo Imperio y de la ocupación altomedieval se ha documentado la necrópolis visigoda. A partir del siglo XII se conocen por la documentación dos monasterios, de los que se conserva una ermita bajo la advocación de Nuestra Señora de Tiermes. En su entorno se ha documentado una extensa necrópolis.

El yacimiento está declarado Bien de Interés Cultural y su entorno de protección fue declarado el año 1999. La intervención a realizar en este año consiste en la aplicación de herbicida y retirada de plantas en las zonas e itinerarios adaptados a la visita.

 

Otras actuaciones

  • Canalización romana de la Cueva de la Zorra, en Ucero. Se trata de una canalización de 133 metros excavada en la roca, que forma parte del acueducto que llevaba el agua a la ciudad celtibero-romana de Uxama y que tenía una longitud total de 18 kilómetros, con parte de su trazado a cielo abierto. Las actuaciones que ahora van a ejecutarse son la limpieza del canal, accesos y claraboyas.
  • Monumento romano turriforme de Vildé o Torre de la Mora. Conserva restos de la escalera y pinturas geométricas y está relacionado con la villa romana ‘Tras las Huertas’, que se encuentra junto al mismo. El conjunto cuenta con declaración de Bien de Interés Cultural desde el año 1993 y ha sido restaurado, señalizado y vallado para su visita. Los trabajos a realizar consisten en la aplicación de herbicida, recogida de plantas y limpieza del entorno de yacimiento, fundamentalmente en la zona vallada y el acceso.
  • Horno de la Virgen de la Vega. Se va a actuar en los restos de dos hornos fechados en el siglo XVII, que fueron empleados para la cocción de tejas y ladrillos para las obras de construcción de la Ermita de Nuestra Señora de la Vega (Serán de Nágima). Este yacimiento fue excavado en el año 1990 y restaurado en 1993, colocándose una cubierta y cartelería para su visita. Esta nueva intervención va a servir para limpiar el espacio musealizado.
  • Dolmen del Alto de la Tejera. Ubicado en el término de Carrascosa de la Sierra, se trata del primer dolmen de corredor excavado en la zona del Alto Duero. A través de los materiales líticos y cerámicos documentados se le ha atribuido una cronología neolítica/calcolítica con materiales campaniformes. Los restos fueron consolidados, vallados y señalizados para su visita. El tratamiento, que como en el resto de las zonas arqueológicas se realizará en varias ocasiones, consistirá en la aplicación de herbicida, recogida de plantas, adecuación y limpieza del espacio.