En los alrededores de unos de los templos románicos más bellos de Segovia, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, se encuentra la necrópolis de Duratón. Localizada a las afueras del pequeño pueblo de Duratón y al otro lado del río del mismo nombre, la iglesia se data en principios del siglo XIII. Para aquellos que quieran conocer más sobre esta iglesia os recomendamos este enlace.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Duratón

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Duratón

Pero el lugar donde se construyó esta iglesia ya debía de ser sagrado desde antiguo. No muy lejos se encuentra el yacimiento romano de Los Mercados, del que se conservan restos de muros en opus caementicium. El yacimiento se ubica en el paraje denominado Las Muñequillas, a menos de un kilómetro al norte del pueblo de Duratón, en una meseta de suaves pendientes, situada inmediatamente al noreste de la confluencia de los ríos Duratón y Serrano. Quizás pudo ser el asentamiento de la antigua ciudad arevaca y romana de Confluenta, citada por Ptolomeo.

Pero la propia iglesia está elevada sobre una de las necrópolis medievales más extensas encontradas en la península Ibérica.

 

La necrópolis visigoda de Duratón

La necrópolis de Duratón es una de las necrópolis más tempranas dentro del conjunto de necrópolis visigodas, perdurando hasta finales del siglo VI; los elementos correspondientes al siglo VII son muy escasos. Fue excavada entre 1942 y 1949 por Antonio Molinero, quien excavó 666 tumbas y publicó un amplio estudio.

Necrópolis de Duratón

Necrópolis de Duratón

Estaba situada junto a la fachada norte de la Iglesia. En la primeras excavaciones realizadas en agosto de 1942 se encontró un empedrado que cubría parte de la zona del cementerio, y los cimientos de un muro con una curva en ábside, que atravesaba la necrópolis, muro de una construcción anterior, probablemente romana bajo imperial.

Todas las inhumaciones están orientadas E-O, formando alineaciones visibles y dejando espacios libres entre ellas para la circulación. La zona Norte es la que tiene, inicialmente, elementos más antiguos, desplazándose con el tiempo al sur. El hecho de que las sepulturas sean propiedades hereditarias, reutilizables, puede mostrar elementos tardíos en una sepultura que debe ser considerada temprana. algunos en sarcófagos de piedra con tapa, otras con protecciones de piedra y restos de madera de ataúdes y clavos, que resultaron ser de madera de conífera, y otros directamente en zanjas excavadas en la tierra. 

Plano necrópolis de Duratón

Plano necrópolis de Duratón

Hoy en día solo es posible contemplar algunos sarcófagos de piedra amontonados  y descontextualizados.

Os invitamos a conocer la historia del descubrimiento y excavación del yacimiento en este artículo del Blog de la Asociación de Amigos de Velosillo.

Necrópolis de Duratón

Necrópolis de Duratón

Necrópolis e iglesia de Duratón

Necrópolis e iglesia de Duratón

 

Los ajuares

Se documentan un total de 144 broches de cinturón y 227 fíbulas, aparte de numerosos collares, pendientes, anillos, brazaletes, hebillas, amuletos, algo de cerámicas, monedas, algunas romanas de bronce y otras de plata, incluidos dos sueldos y un tremis, de oro, acuñados a nombre del emperador Anastasio, en unión de dos broches de cinturón de tipo bizantino. La mayoría de ello se puede contemplar hoy en día en el Museo de Segovia.

Algunos restos de la necrópolis de Duratón

Algunos restos de la necrópolis de Duratón

Enterramiento visigodo Duratón

Enterramiento visigodo Duratón

Ajuar de Duratón en el Museo de Segovia

Ajuar de Duratón en el Museo de Segovia

Hebillas de Duratón

Hebillas de Duratón