Los conde de Campó, hijos de don Pedro, quieren recobrar Palencia

Fijos fueron del conde don Pedro de Campó, mucho onrrado.
Quando sopieron que Rodrigo de los reinos era echado
entraron a Palençia por fuerça, que primero era condado,
e a muy grand dessonra echaron fuera al perlado.
[…….]
E fuesse querellar al pueblo çamorano:
«Señor, miénbresete, ca non te deve ser olvidado,
con el rey vuestro padre ove a Palençia franqueado.»
Et dixo el rey:«Muchas cossas que yo non puedo fazer ¡mal pecado!»
Dixo Bernaldo el perlado: «Ir quiero a Roma querellarlo.»
Essa horas dixo el rey: «Commo viéredes más guissado,
ca los reinos tengo que se me alçarán, e los fijosdalgo;
¡Dios traxiesse a Rodrigo, que sabría caloñarlo!,
ca yo en la romería he abondo ¡mal pecado!,
en la unidat forçada, fasta que yo pueda emendarlo.»

Nueva laguna. Rodrigo vence a los condes de Campó y el obispo Bernaldo es repuesto en Palencia.