Portada » Libros » Historia de la Alta Edad Media (Libros) » Europa (Libros) » Vikingos. Los hombres del norte – Libro

Vikingos. Los hombres del norte – Libro

por Javier Iglesia Aparicio
1 comentario 608 visitas 1 min. de lectura
A+A-
Reset
Vikingos. Los hombres del norte
Vikingos. Los hombres del norte Book Cover Vikingos. Los hombres del norte
Kim Hjardar
Historia medieval
Editora y Distribuidora Hispano Americana, S.A
2021
192

Todo lo que necesitas saber sobre los vikingos. Desde los inicios del siglo IX hasta finales del XI, los hombres del norte arribaron a casi todas las costas del mundo occidental. Los vikingos eran hombres rudos, con una cultura diferente, hambrientos de tierras y riquezas, pero mucho más humanos de los que durante mucho tiempo se ha dado en imaginar.

Gracias a los avances que consiguieron en los barcos y las técnicas de navegación, así como a unas estrategias impredecibles, los vikingos podían atacar repentinamente con una fuerza brutal y luego replegarse con el botín a toda velocidad. Procedentes de una sociedad, sin duda, altamente militarizada, el honor lo significaba todo: perder la reputación era peor que la muerte. Por eso la venganza de sangre era su mayor recompensa… Cierto es que causaron estragos allí donde desembarcaron, pero también que, en parte gracias a ellos, se unificaron los reinos hispanos y el avance de Carlomagno y de los francos por Europa se detuvo. Pues el encuentro entre culturas cambió tanto las sociedades europeas como las nórdicas. Son muchos los datos ya conocidos, que a su vez se mezclan con el mito y la leyenda.

En esta breve historia, Kim Hjardar lo analiza todo: el asalto a Europa -llegaron incluso a América del Norte-, la construcción de sus barcos, sus estrategias militares, sus armas, sus dioses, sus poblados… En definitiva, la forma de vida de los vikingos.

Te puede interesar

1 comentario

Juan Antonio Perez Herrero 11/06/2021 - 19:05

Tales personas fueron los nórdicos, navegantes de la Mar Báltica, bálticos, escandinavos, etc..
Los Vikingos fueron otros, naturales de las Villas Reales Visentinas del este peninsular ibérico; que, con sus pequeñas naves cristianas soúkroñesas, remontaron el río Ebro hasta Pamplona, el bético Guadalquivir hasta Sevilla, navegaron por la Mar Adriática, y también por la Egea hasta la cristiana culta i visentina Constantinopla.

Responder

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.