[¿? – Alpuente, 8 de octubre de 1055] En árabe أحمد بن محمد بن عبد الله الفهري

Rey de la taifa de Alpuente (1042-1055)

Hijo de Muhammad I Yumn, fue el tercer rey de la taifa de Alpuente constituido sobre el territorio de la cora de Santaver.

Pertenecía a la familia de los Banu Qasim, del clan bereber Kutama, clientes del clan quraysi de los Banu Fihr.

Ahmad ben Muhammad ben Qasim sucedió a su padre Muhammad Yumn tras su muerte.

Mantuvo la política iniciada por su padre de atracción de literatos a su Corte, que gozó de cierto renombre por este motivo.

Tomó dos laqab durante su reinado: Izz al Dawla (Poderío de la dinastía), y Adud al Dawla (Fuerza de la dinastía).

Las crónicas musulmanas daban la fecha de rayab 434H (febrero-marzo de 1043) como la de la muerte de Ahmad. Sin embargo, a tenor de dos descubrimientos arqueológicos, esta fecha es incorrecta.

En primer lugar existe una moneda acuñado con su nombre datada en el 446H. Y en segundo y definitivo por su naturaleza, es que existe una lápida funeraria con la fecha exacta de su muerte: el 13 de rayah de 447H, es decir, el 8 de octubre de 1055.

Fue sucedido por su hijo Muhammad II ben Ahmad, mientras Qasim, el abuelo materno de este, desempeñaba la regencia.

Estela funeraria de Ahmad ben Muhammad

Desde el s. XIX se encuentra depositada en el Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia la estela funeraria de Ahmad ben Muhammad de Alpuente. Está realizada en mármol gris y el fragmento conservado mide aproximadamente 42 cm de anchura x 36 cm de altura x 7 cm de espesor y contiene algo más de la mitad de la pieza.

Está escrita en caracteres cúficos simples en relieve, muy erosionados, y tienen 5 líneas completas y 3 incompletas. Conserva parte de una dorno en su alrededor a modo de cenefa trenzada de doble cinta.

En su texto indica el 8 de octubre de 1055 como fecha de fallecimiento del mandatario árabe.

Estela funeraria de Ahmad ben Muhammad
Estela funeraria de Ahmad ben Muhammad

Esta es su traducción:

En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso. «¡Hombres!
La promesa de Dios es verídica. ¡Que no os extravíe la vida mundanal,
ni respecto de Dios, os extravíe el seductor!» Esta es la tumba del hayib,
‘Izz ad-Dawla Ahmad ben Muhammad ben Qasim, ¡apiádese de él (Dios)
y refresque su lugar de reposo e ilumine su última morada! Falleció el diurno del domingo a trece noches por pasar de rayab del año siete
y cuarenta y cuatrocientos, dando testimonio que no hay más divinidad que Dios, Único, que no tiene asociado y que Mahoma es el servidor Suyo y Su Enviado.


Barceló, Carmen: La escritura Árabe en el País Valenciano. Inscripciones monumentales, Valencia, 1998.

Acuñaciones monetarias

Se conoce un dirham del 446H acuñado por Izz ad-Dawla, una muestra más de que no falleció en el 1043.

Dirham del 446H acuñado por Izz ad-Dawla

Bibliografía

  • Barceló Torres, Carmen: La escritura árabe en el País Valenciano. Inscripciones monumentales, Valencia, 1998.
  • Canto, A. ; Ibrahim T. ; Escudero F.: Monedas Andalusíes, R.A.H, Madrid, 2000.
  • Doménech Belada, C.: Un tesorillo de la taifa de Alpuente. XI Congreso Nacional de Numismática (Zaragoza 2002), Zaragoza, 2003, pp 243-56.