Sendero circular PR-BU-188 . Sendero de Valbonilla de 7,6 km.

Al noreste de la localidad de Valbonilla se encuentran las ruinas de la antigua aldea de La Pedraja, cerca del manantial de Fuentelencina, y al oeste, los restos del convento de monjes canónigos de San Agustín. En sus proximidades se encontraba el monasterio de Freires de Castrojeriz. Hasta hace pocos años se encontraba en buen estado de conservación, pero la poca atención y escaso mantenimiento han hecho que, poco a poco, estas y otras ruinas de interés cercanas hayan sufrido las consecuencias de su paulatina destrucción.

Distancia: 7,6 km
Tiempo estimado: 1,5 horas
Desnivel acumulado: 190 metros
Dificultad: Baja
Época recomendada: Todo el año


Descarga de archivo PDF informativo ruta PR-BU-188. Sendero de Valbonilla en Castrojeriz de 7,6 km:

Sendero PR-BU 188 Valbonilla
Sendero PR-BU 188 Valbonilla
sendero-prc-bu-188senddevalbonilla.pdf
200.9 KB
130 Descargas
Detalles

ITINERARIO

Partiendo de Valbonilla el sendero cruza el arroyo de Valbonilla, abandona la localidad por su parte norte, atravesando las antiguas eras, usadas en tiempos para secar el grano y hoy en día como lugar de reposo de maquinaria agrícola y se dirige hacia el valle del arroyo de Valbonilla. En la bifurcación que se encuentra a pocos metros el itinerario toma el camino de la derecha y llega a la carretera que va a la bonita localidad de Pedrosa del Príncipe con Revilla-Vallegera, donde se continúa de frente.

Algunos chopos y otros árboles de ribera se disponen a los lados del arroyo de Valbonilla, junto al cual discurre el camino. Las fincas de cultivo, con su cambiante tonalidad a lo largo del año, revelan en este tramo una ruta diferente en cada estación.

El recorrido continúa por le fondo del abrigado y fértil valle. Antes del giro a la derecha en un cruce del sendero, deja a mano izquierda las ruinas de una antigua edificación, invadida ya por la vegetación.

Siguiendo las marcas blancas y amarillas que identifican el itinerario, el camino asciende entre fincas y eriales, hacia la parte alta del páramo. El camino discurre a media ladera, en una corta pero acusada subida. Una vez coronado el páramo aparece ante el senderista una preciosa panorámica del valle.

El sendero gira de nuevo a la derecha y avanza hacia el oeste a través del páramo de los Quemados. Algunos apriscos y restos de antiguas construcciones salpican las alargadas fincas de cultivo. La aridez del páramo no significa que haya ausencia de vida, sino todo lo contrario, ya que en este ámbito muchas aves encuentran el hábitat adecuado para su desarrollo y cría. Se trata de especies adaptadas a este medio, presentando plumajes pardos para camuflarse en el suelo, vuelo rápido y conducta escondidiza para huir de los depredadores en un espacio tan abierto. Alcavaranes, bisbitas, calandrías, alondras, cogujadas y gullurías son alguna de las especies que se pueden observar.

Una vez atravesada la paramera el sendero inicia la bajado junto a una antigua construcción de piedra (aprisco). El descenso se realiza por un cortafuegos empradizado que perimetra una joven repoblación de pinos. Rápidamente se alcanza de nuevo la carretera, se cruza y se continúa hasta llegar de nuevo a Valbonilla, donde se da por terminado este recorrido.

Mapa PR-BU-188 Valbonilla

Mapa PR-BU-188 Valbonilla