La 22ª edición de la representación teatral Los Siete Infantes de Lara tendrá lugar en el atrio de la iglesia parroquial de San Esteban de la localidad de Castrillo de la Reina (Burgos) durante los días 9,10 y 11 de agosto de 2013 a las 22:00. El aforo es limitado y se puede reservar entradas en el teléfono 676 356 766.

Es una de las mejores representaciones populares de toda Castilla y León. Actualmente la dirige Abilio Abad Izquierdo y tanto los actores como la escenificación corre por cuenta de los propios habitantes de la localidad. La obra se representa en castellano antiguo (aunque es perfectamente comprensible) y se basa en el auto de Lope de Vega ‘El bastardo Mudarra’, basado a su vez en el cantar de gesta del siglo XI. De gran fuerza dramática en todos sus pasajes, la ambientación, vestuario, efectos y diálogos rayan a gran altura.

 

Sinopsis de la representación Los Siete Infantes de Lara

De la leyenda épica castellana nace el cantar de gesta compuesto a principios del siglo XI, en la actualidad perdido, cuyo contenido ha llegado a nosotros a través de la ‘Primera Crónica General’, redactada bajo el auspicio de Alfonso X el Sabio, que utiliza como fuente el citado cantar.
El argumento se basa en los sucesos acaecidos en las bodas celebradas en Burgos entre Ruy Velázquez (o Blásquez), señor de Vilviestre, y Doña Lambra de Bureba, prima del conde de Castilla García I Fernández el de las Manos Blancas. A los esponsales acuden como invitados los Siete Infantes de Lara (o de Salas), hijos de Gonzalo Gustios, señor de Salas, y de Sancha Blázquez, hermana del novio. Durante los festejos, Gonzalo González, el menor de los Infantes, mata a raíz de un incidente del juego a Álvar Sánchez, primo de la novia. La intervención de García I Fernández evita la ruptura entre las dos familias, pero tiempo después Doña Lambra, movida por el odio, imbuye en su marido sentimientos de venganza. Consigue que Gonzalo Gustios sea enviado como mensajero ante Almanzor, valido del califa Hixem II, llevando cartas en árabe en las que Ruy Blázquez solicita a Almanzor la muerte de su portador. Almanzor, sin embargo, ordena que lo encarcelen. Al mismo tiempo, Blásquez tiende una encerrona a los Infantes: confabulado con los musulmanes, prepara la muerte de los hijos de Gustios en el transcurso de una expedición por la frontera. Los Infantes son muertos y decapitados y sus cabezas son enviadas a Almanzor, que a su vez las remite a Gonzalo Gustios.
Almanzor se compadece de la desgracia de Gustios y lo pone en libertad. Años más tarde, Mudarra, fruto de las relaciones mantenidas por el castellano en su cautiverio de Córdoba con una mora, venga a sus hermanos al matar a Blázquez. Doña Lambra morirá también, quemada en Burgos, aunque otra versión cuenta que se arrojó a la Laguna Negra.

Más información: http://www.lossieteinfantesdelaradecastrillodelareina.es