El castillo de Petralata es un castillo roquero situado a unos 1.200 metros dentro del término de la localidad burgalesa de La Aldea de Portillo de Busto. La fortificación, que probablemente tiene antecedentes de habitación prehistóricos, es una perfecta atalaya para dominar desde los Montes Obarenes toda la llanura de la comarca de La Bureba. Por su posición fue una importante plaza defensiva del condado de Castilla posiblemente desde sus orígenes y temporalmente, entre los años 1030 y 1054, estuvo en manos del reino de Pamplona. Precisamente de ese período, del año 1040, es su primera aparición documental. Petralata fue asimismo fue cabeza de un alfoz.

Casi nada queda hoy en día de la fortaleza: un aljibe, unas escaleras y restos de sillares y de tejas. Con el objetivo de poner en valor el castillo de Petralata la empresa pamplonesa Gestión Cultural Larrate ha presentado un proyecto de intervención arqueológica al Ayuntamiento de Oña y a la Junta de Castilla y León para realizar catas realizar una labor de divulgación de los hallazgos. Esta empresa ya realizó un estudio sobre el castillo en el año 2008 para su inclusión en un tomo de la colección Navarra: Castillos que defendieron el reino.

El informe más reciente sobre el Castillo de Petralata data de 2011 y fue realizado por el periodista e investigador cultural Eduardo Rojo que, además, es presidente de la Asociación de Estudios Onienses. El artículo se tituló Oña y el alfoz de Petralata en la Edad Media: Nuevas aportaciones.