Son numerosas las oportunidades que hoy en día existen para las empresas, instituciones y organizaciones para difundir su actividad y darse a conocer en la Web. Dentro del marketing digital para pymes, los boletines de noticias o newsletters por email son una de las formas más efectivas de llegar a nuestros usuarios y posibles clientes.

Pero, como con todas las herramientas, es preciso saber cómo utilizarlas bien. Por eso, basándonos en nuestra experiencia, os proponemos una serie de buenas prácticas para que los boletines por email que enviemos den buenos resultados.

Cuida la lista de suscriptores

Conseguir un suscriptor es difícil y, muchas veces solo nos dejamos llevar por el número de suscriptores que tenemos en nuestra lista. Pero la cantidad y la calidad suelen estar reñidas.

Es muy aconsejable mantener nuestra base de datos limpia, sobre todo porque así podremos hacer uso de las opciones gratuitas de envío que suelen tener un límite de envíos al mes. ¿Qué tenemos que comprobar?

  • ¿Hay correos inventados o inactivos en tu base de datos?
  • ¿Existen usuarios que nunca abren los correos que se les envía?

Si has respondido sí a alguna de estas preguntas, elimina todas esas direcciones de base de datos.

Modera la cantidad de envíos

Los envíos por email han de ser poco intrusivos. Su utilización puede volverse rápidamente en nuestra contra si enviamos demasiados emails o no ofrecemos un contenido de suficiente valor. Al final lo que ocurrirá es que seamos tachados de spam y muchos de nuestros correos no sean recibidos. Y,a demás, provocarás que muchos usuarios se desuscriban de la lista.

Piensa bien el asunto de los correos

Para conseguir un buen ratio de aperturas debemos trabajar mucho el asunto de nuestros emails.

Un buen asunto es tiene que ser llamativo, que incite a abrir el correo electrónico. Pero tampoco debe ser engañoso.

Incluso puedes tratar de personalizarlo segmentando tu lista de usuarios en grupos con características e intereses bien definidos

Diseño minimalista pero atractivo

Un email no debe de estar repleto de imágenes, colores y animaciones. En primer lugar porque hará difícil que se vea bien en todos los dispositivos y lectores de correo (existen muchas restricciones)

En segundo lugar porque cansa su lectura y provocará el abandono del correo.

Crea un estructura sencilla, con colores relativos a tu sitio web, tu logotipo y una pocas imágenes que aporten valor.

Y, por supuesto, el diseño ha de ser responsivo. Es imprescindible que se lea perfectamente en los teléfonos móviles, el dispositivo más utilizado hoy en día para enviar y leer correos electrónicos.

El contenido es lo más importante

Nunca olvides que lo realmente importante de un correo electrónico es su contenido. Piensa muy bien qué quieres contar y cuál es tu objetivo.

La temática tienen que ser relativa a los contenidos de tu web, el motivo por el cual tienes suscriptores interesado en lo que ofreces.

No escribas textos muy lagos. Se trata de llamar la atención de los lectores y provocar que hagan clic en un enlace que le lleve a ver el contenido completo en la web. Aprovecha botones, imágenes o textos en color para crear estas llamadas a la acción

Y, por supuesto, los enlaces tienen que ser interesantes. Vender humo, contenido sin profundidad, enlaces patrocinados… provocará que tu lista sea vista como poco útil.

Sé honesto

Que un suscriptor esté apuntado a nuestra lista significa que, en algún momento estaba interesado en la información, productos o servicios que ofrecemos. Pero, si en algún momento ese interés desaparece, no debemos poner trabas a que pueda quitarse de la lista fácilmente.

Añade siempre al final de los correos, además de tus datos de contacto, un enlace para que puedan desuscribirse de la lista de manera autónoma, sin necesidad de engorrosos procesos ni envíos innecesarios de información adicional.

Por último, y no menos importante, hay leyes con las que hay que cumplir como la Ley de Protección de Datos y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información. Recuérdalo.