Para cualquier enamorado del período medieval, visitar Cáceres es algo más que un placer, es una obligación, pues en ella uno es capaz de viajar en el tiempo inmerso en su patrimonio histórico y monumental.

Cáceres (el hisn Qasr As en árabe) fue fundada bajo el dominio almohade por ‘Abd al-Mumin en el año 1147, en la frontera entre los dominios cristianos y musulmanes en esa época. En 1165 el portugués Geraldo Sempavor logró conquistar la ciudad, pero una alianza entre los almohades y Fernando II de León hizo que cayera en manos leonesas en 1170.

En 1174 los almohades recuperaron la ciudad. A partir del 1218 los leoneses realizaron sucesivos asedios de la ciudad (1218, 1222, 1223, 1225) y finalmente lograron entrar en la ciudad el 23 de abril de 1229.

De este período de dominio musulmán quedan hoy en día numerosas muestras en Cáceres. Su centro urbano es uno de los mejor conservados de España y es uno de los conjuntos urbanos medievales y renacentistas más completos del mundo. Por eso fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO a mediados de los 80. Hagamos un recorrido por las muestras más importantes de este patrimonio monumental.

 

La muralla almohade de Cáceres

Cáceres estaba rodeada por una gran muralla de 1.174 metros en torno a una superficie de 8,2 hectáreas. En su estado definitivo el recinto debió estar jalonado, aproximadamente, por unas veinte torres exentas o albarranas, de las que se conservan dieciséis en mejor o peor estado.

Los almohades dividieron la fortaleza mediante muros interiores en tres zonas: la alcazaba (residencia del gobernante y la guarnición), en la actual plaza de las Veletas; el albacar, un recinto para reunir tropas y refugiar a la población; y la medina o ciudad propiamente dicha.

Torre de la Yerba. Cáceres

Torre de la Yerba. Cáceres

Torres del recinto amurallado

  • Torre de Bujaco. Levantada sobre sillares romanos tiene 25 metros de altura y planta cuadrada. Aparece rematada por una ringla de almenas, dos matacanes laterales y uno frontal, que se añadió en el siglo XVIII. En la cara occidental, orientado hacia la Plaza Mayor, se encuentra el pequeño balcón de los Fueros, del siglo XVI. En cuanto a su nombre existen diversas teorías:
    Una de ellas hace referencia al califa Abu Yacub Yusuf, quien ordenó remodelar la torre tras conquistar la ciudad en 1170. Otra teoría está relacionada con la palabra buhaco, utilizada en la zona para referirse a un muñeco de paja y trapo, que se empleaba para referirse a la estatua del Genio Andrógino (actualmente conocida como Diosa Ceres), colocada en el balcón de los Fueros entre los años 1820 y 1962. Entre los años 1672 y 1791 albergaba un reloj, y por esta razón también fue conocida como la torre del Reloj. Actualmente alberga un centro de interpretación y desde lo alto de su almenar se puede contemplar gran parte de la ciudad monumental.
  • Torre de la Yerba. Es una construcción de origen árabe y levantada sobre sillares romanos. Se encuentra próxima al Foro de los Balbos y a la misma Plaza Mayor. Como sus compañeras comparte una planta cuadrada y se alza dentro del cerco defensivo de ciudad monumental de Cáceres. Es conocida como una torre albarrana (aquellas que sirven para la defensas y también como atalaya). Fue una de la últimas construcciones cuando Cáceres estuvo en poder musulmán y data del siglo XII.
  • Torre de los Pozos y Torre Coracha. Es una construcción de origen árabe y levantada sobre sillares romanos. Se encuentra en el costado oriental de la muralla. Como sus compañeras comparte una planta cuadrada y se alza dentro del cerco defensivo de ciudad monumental de Cáceres. Es conocida como una torre albarrana (aquellas que sirven para la defensas y también como atalaya). En esta torre existen inscripciones árabes de la época almohade. Muy cerca de ella se encuentra la cisterna de San Roque, donde se almacenaba parte del agua con la cual se abastecía la población. Por ello su cometido principal iba encaminado a asegurar protección de la misma y el acceso a la rivera del Marco. Se ha comprobado que sobre la cisterna se alzada una torre compañera, conocida como torre Coracha, la cual desapareció y tan solo se conservan los cimientos.
Torre de los pozos. Cáceres

Torre de los pozos. Cáceres

  • Torre Mochada. Es una construcción de origen árabe y levantada sobre sillares romanos. Se encuentra en el ángulo sur de las muralla, dentro del cerco defensivo de ciudad monumental de Cáceres. A diferencia de sus compañeras tiene una planta octogonal, debido a esto también se le llama torre ochavada. Es conocida como una torre albarrana (aquellas que sirven para la defensas y también como atalaya). Data del siglo XIII. Recibe el nombre de Mochada por conservar solo la parte maciza, tras haber desaparecido la cámara superior desde donde se accedía a la terraza almenada.
  • Otras torres albarranas del recinto defensivo almohade son: Torre de los Hornos, Torre del Postigo, Torre del Aver, Torre Redonda (octogonal), Torre de la Puerta del Concejo y Torre Caleros.Todas conservan cimientos graníticos de época romana.

Para aprender más sobre la muralla almohade de Cáceres recomendamos este artículo: La muralla almohade de Cáceres: aspectos constructivos, formales y funcionales.

 

El aljibe de la antigua alcazaba en el Palacio de Las Veletas

El edificio más importante en la época musulmana era la alcazaba, la fortaleza interior. Hoy en día en su emplazamiento se encuentra el palacio de Las Veletas. Pero en su interior se conserva aún el aljibe del alcázar, que sigue recogiendo el agua de lluvia que cae en el patio renacentista que lo cubre.

Es una construcción subterránea de forma rectangular dividida en cinco naves compuestas por arcos de herradura. Sus muros son de argamasa y mampostería, de más de un metro de espesor. Las columnas son de piedra, sobre las cuales se elevan una serie de arcos de ladrillo, al igual que sus bóvedas. Este es considerado, junto a la muralla, uno de los patrimonios más destacados que hacen referencia a la presencia musulmana en Cáceres.

Aljibe almohade de Cáceres

Aljibe almohade de Cáceres

 

Casa museo árabe Yusuf al-Burch: vivienda musulmana del siglo XII

La Casa-Museo Árabe se encuentra situada en plena zona monumental entre la emblemática plaza de San Jorge y el Arco del Cristo. Debe su nombre a su fundador Don José de la Torre Gentil y es sin duda la obra del interés, del esfuerzo y paciencia de un hombre culto e interesado por toda la historia, arte y relaciones del mundo hispano árabe.

Don José de la Torre Gentil estudió Filosofía y Letras, Derecho, Arte Islámico y Árabe. Intentó, a partir de los años 60 del siglo XX, restaurar dicha casa propiedad de la familia, que se encontraba en ruinas, con el fin de modernizarla; al aparecer restos tanto romanos como árabes, decide respetar su antigüedad y dedicar todo su tiempo y dinero en recuperarla.

La casa data del siglo XII, tiene los cimientos y el baño de origen romanos, se cree que perteneció a algún mercader musulmán acomodado de la época, conservando vestigios árabes como las bóvedas de arista, de cañón, diversos arcos de herradura, de medio punto y lobulados, representando así un buen ejemplo de casa típica de esta cultura existente en la ciudad durante siglos.

En 1.976 el Excmo. Sr. Embajador de Irak, D. Ahmed Hussain Al-Samarre, junto a su séquito y las autoridades cacereñas de la época, inauguraron la casa-museo árabe Yusuf Al-Burch.

 

Otros restos

Un elemento habitual en las ciudades musulmanas era el baño o hammam, lugar de purificación para la oración y espacio para la higiene. No se han localizado sus restos en Cáceres, aunque sí un baño romano en el Mayoralgo que podría haber sido utilizado por los musulmanes, ya que su tipología en ambas culturas era casi idéntica.

Aunque no se conservan sus muros, una de las mezquitas ocupó el espacio de la actual iglesia de San Mateo, en la parte más alta de la ciudad, junto al alcázar.