El origen de este calendario es el inicio de la Hégira. El día 1 de muharram del 1 H, es decir, el 16 de julio de 622, es la primera luna nueva después del dia que Mahoma huyó de La Meca hacia Medina.

El calendario musulmán o islámico es un calendario lunar. Se basa en ciclos lunares de 30 años o 360 lunaciones. Los 30 años del ciclo se dividen en 19 años de 354 días y 11 años de 355 días. Los años de 354 días se llaman años simples (basita) y se dividen en seis meses de 30 días y otros seis meses de 29 días. Los años de 355 días se llaman intercalares (kabisa) y se dividen en siete meses de 30 días y otros cinco de 29 días.  Las intercalaciones se hacen añadiendo un día al final del mes de Du al-Hiyya en los años 2º, 5º, 7º, 10º, 13º, 16º, 18º, 21º, 24º, 26º y 29º de cada ciclo de 30 años. Cada 33 años musulmanes equivalen a 32 años gregorianos.

Las fases de la luna en su ciclo. Página del calendario creado por Sayyid Ahmed b. Mustafa Al-La'li para el sultán turco Selim II en 1566

Las fases de la luna en su ciclo. Página del calendario creado por Sayyid Ahmed b. Mustafa Al-La’li para el sultán turco Selim II en 1566

Los meses

Los meses del calendario musulmán son doce:

  • Muharram (مُحَرَّم). Tiene 30 días. El primer mes del calendario musulmán desde que el califa Omar dejó de incluir el mes de Nasí (el primero anteriormente) y estableció el calendario actual (637). Su nombre viene de la palabra harram que significa prohibido. Es uno de los cuatro meses sagrados, en los que está prohibido ir a la guerra, y es el segundo en importancia después del Ramadán y algunos musulmanes realizan un ayuno similar al de dicho mes. El 10 de muharram es el día de Ashura (عاشوراء), día importante para los musulmanes chiíes pues se celebra la batalla de Kerbala (680) y la muerte de su líder el imán Husayn. Los suníes también son llamados a ayunar el día 10 y el día 9 de este mes (Tasua).
  • Safar (صفر). El segundo mes del calendario musulmán tiene 29 días. Su nombre proviene de sufr que tiene dos significados:  vacío, en relación a que las casas se dejaban vacías ya que, al acabar la prohibición del mes de muharran, los hombres partían a la guerra; amarillo o cuando las hojas se caen, haciendo referencia al otoño, estación con la que coincidiría en la época preislámica. Se le considera un mes desafortunado pues es cuando Adán fue expulsado del paraíso.
  • Rabi’ al-Awwal (ربيع الأوّل). Tiene 30 días. Significa el primer mes de la primavera. Durante este mes se celebra Mawlid (مَولِد النَّبِي), el nacimiento de Mahoma, que para los suníes es el 12 y para los chiíes es el 17. En ocasiones se abrevia como Rabi’ I.
  • Rabi’ al-Thani ( ربيع الثاني) o Rabi’ al-Ajir (ربيع الآخر). Tiene 29 días. Significa el último mes de la primavera y en ocasiones se abrevia como Rabi’ II.
  • Yumada al-Wula ( جمادى الأولى) o Yumada al-Awwal (جمادى الأول). Tiene 30 días. El origen de su nombre yumada tiene el significado de seco, sin lluvia, luego sería el primer mes del período seco. En ocasiones se abrevia como Yumada I.
  • Yumada al-Thani (جمادى الثاني) o Yumada al-Ajir (جمادى الآخر). Tiene 29 días. El origen de su nombre yumada tiene el significado de seco, sin lluvia, luego sería el último mes del período seco. En ocasiones se abrevia como Yumada II.
  • Rayab (رجب). Tiene 30 días. Su nombre significa respeto u honor. En la Arabia preislámica también estaba prohibido hacer la guerra en este mes. Es otro de los cuatro meses sagrados de los musulmanes.
  • Sha’abán (شعبان). Tiene 29 días. Significa separación, cuando los árabes preislámicos se dispersaban en busca de agua. La noche del 14 al 15 se celebra una festividad llamada Nisf Sha’aban (نصف شعبان) o Laylat al-Bara’at (ليلة البراءة) haciendo referencia a la mitad del año y a la noche de la salvación respectivamente, similar al día de difuntos cristiano. No es celebrado por todas las confesiones musulmanas.
  • Ramadán (رَمَضَان). Tiene 30 días. Su nombre significa calor ardiente. Es el mes sagrado más importante del Islam pues el mes en el que fue revelado el Corán. Hacer ayuno diurno durante este mes es un precepto obligatorio para todos los musulmanes.
  • Shawwal (شوّال). Tiene 29 días. Significa llevar o transportar, la época en el que las camellas solían estar ya embarazadas. El día 1 es la festividad de Eid al-Fitr (عيد الفطر) o Ruptura del Ayuno, es decir, el fin del Ramadán.
  • Du al-Qa’da (ذو القعدة). Tiene 30 días. El último de los cuatro meses sagrados del islam, en el cual también está prohibido hacer la guerra. Su nombre significa el mes de la tregua.
  • Du al-Hiyya ( ذو الحجة). Tiene 29 días en los años simples y 30 en los intercalares. Su nombre significa el mes de la peregrinación, pues la época del año en la que los musulmanes realizan el hayy o peregrinación a La Meca. El día 10 se celebra el Eid al-Adha (عيد الأضحى) que se puede traducir como Celebración del Sacrificio o Fiesta del Cordero.

¿Cuándo comienza un mes musulmán?

Cada mes comienza unos dos días después de la luna nueva, cuando comienza a verse el creciente lunar. Este hecho puede variar según localizaciones por lo que puede haber errores entre distintos países. Por ejemplo, el comienzo del Ramadán del año 2005 fue el 3 de octubre para Nigeria; el 4 de octubre para países como Yemen,Arabia Saudí, Kuwait, Egipto o Francia; el día 5 de octubre comenzó en Indonesia,Malasia, Irán y Turquía y el día 6 de octubre el ayuno se inició en Pakistán, Bangladesh y la India.

Aunque el momento de la Luna Nueva es perfectamente calculable, el comienzo del mes islámico no lo es. Esto se debe a la inclusión del avistamiento como condición necesaria y suficiente para decretar el cambio de mes, una vez agotado el día 29 del que acaba. De hecho el avistamiento depende de: las condiciones atmosféricas; la edad de la luna en la tarde del día 29 del mes; la proximidad de la Luna al Sol en el momento de la puesta de Sol; el intervalo de tiempo entre la puesta de Sol y la de la Luna; la contaminación entre la zona de observación o la presencia de bruma, si ésta tiene lugar en el mar; la orografía de la zona de observación; la utilización de medios ópticos, como telescopios u otros; y la destreza y la agudeza visual de los observadores, caso de que no usen medios ópticos sofisticados.

Los días de la semana (أيام الأسبوع)

Los días de la semana son siete:

  • al-áhad (الأحد, el primero), domingo.
  • al-ithnáyn (الاثنين, el segundo), lunes.
  • al-thalathano (الثلاثاء, el tercero), martes.
  • al-arba‘a (الأربعاء, el cuarto), miércoles.
  • al-jamís (الخميس, el quinto), jueves.
  • al-yuma‘a (الجمعة, la reunión), viernes. Se llama así porque es el día festivo, en que se realiza la oración colectiva en las mezquitas.
  • as-sabt (السبت, el descanso), sábado.

 

El día musulmán

El día comienza a la puesta de sol y, por lo tanto la noche, vela o víspera precede siempre a la claridad o diurno al cual pertenece. La palabra día (iaum, يَوم) significa día natural compuesto de veinticuatro horas y representa el espacio de tiempo comprendido entre la subida de la segunda aurora y la puesta de sol. Por el contrario, a la palabra hoy (aliaum, اليوم) se le da el sentido de veinticuatro horas contadas entre dos puestas consecutivas de sol. De aquí que las fechas mensuales musulmanas vengan expresadas, por lo general, en noches, en oposición a nuestro concepto de darlas referidas siempre a días.

Las partes del día

Las partes generales del día (mañana, mediodía y tarde) vienen expresadas, respectivamente, por al−sabiha, al−zuhr y al−masa’. En cuanto a la noche, lo general es considerarla dividida en tres partes o tercios: El tercio primero comienza a la hora de al−’atama, el segundo a la medianoche o final de al−zulla y principio de al-zulfa, y el tercero a la hora de al−sahar.

Históricamente el día musulmán ha de considerarse dividido en veinticuatro horas desiguales o temporales, denominadas así porque estaban basadas en el curso del sol y cambiaban, por consiguiente, de magnitud según las estaciones. Estas horas se distribuían contándose las primeras doce horas desde una puesta de sol hasta la salida inmediata, y las doce restantes desde ésta hasta la puesta correspondiente. La enumeración se efectuaba por este mismo orden y de tal forma que el principio de la séptima hora nocturna coincidía con la medianoche y el de la séptima diurna con el mediodía.

Es muy corriente mencionar las horas por medio de sustantivos cuyas significaciones están en relación bien con la posición del sol, bien con el grado de oscuridad que en cada hora es característico. La identificación de estos sustantivos con sus horas correspondientes es relativa, ya que la lengua árabe es rica en nombres de esta naturaleza. Por esta causa las relaciones de los nombres de las horas que dan los tratadistas musulmanes difieren notablemente unas de otras. Dependen de los vocablos que se elijan y el país donde son redactadas. La correspondencia más lógica es:

1.ª al−suruq al−safaq
2.ª al−bukur al−gasaq
3.ª al−gudwa al−’atama
4.ª al−duhà al−sudfa
5.ª al−hayira al−fahma
6.ª al−zahira al−zulla
7.ª al−rawah al−zulfa
8.ª al−`asr al−buhra
9.ª al−qasr al−sahar
10.ª al−asil al−fayr
11.ª al−’asiyya al−subh
12.ª al−gurub al−sabah

Cuando hay luz se complementan con la palabra al-naha; en la oscuridad con la palabra al-layl.

Los momentos fijados (mawaqit) se llaman así porque en ellos tiene lugar las oraciones canónicas que todo buen creyente está obligado a efectuar y de las que se hace profusa mención en los textos, por ser una costumbre muy arraigada entre los autores musulmanes la de tomarlas como punto de referencia para designar cualquier fase del día o de la noche, siempre que no hay necesidad de hablar con gran precisión. Son cinco:

  • salat al−fayr, también llamada salat al−subh, es la oración del alba.
  • salat al−zuhr, en el instante en el que el sol comienza a declinar.
  • salat al−asr, oración de la media tarde.
  • salat al−magrib, unos minutos después de la puesta de sol.
  • salat al−asa’ o salat al−atama, una hora más tarde de la puesta de sol.

También son momentos de conocimiento común aquellos en que tienen lugar las oraciones voluntarias:

  • salat al−israq, cuando el sol comienza a elevarse en el horizonte.
  • salat al−duhà, oración de la media mañana.
  • salat al−tahayyud, al comienzo de la madrugada.

 

Cálculo de fechas

Si consideramos la diferencia de días entre el calendario lunar y el solar, y el hecho de comenzar el año el 16 de julio de 622, nos daremos cuenta de la dificultad de establecer una correspondencia entre el calendario musulmán y el gregoriano. Existen tablas de correspondencia de años, pero para un cálculo rápido y exacto sirven las siguientes fórmulas.

Para pasar del año musulmán al gregoriano:

G = H + 622 – H/33

Para pasar del año gregoriano al musulmán:

H = 1,03125 (G-22)

donde: G = año gregoriano y H = año musulmán (hégira)

Estas fórmulas sirven para establecer la correspondencia entre los años musulmanes y los gregorianos pero establecer la correspondencia exacta de una fecha concreta es casi imposible, e incluso los historiadores admiten un error de un día más o menos. La causa de este desfase es que el inicio y el fin de cada mes se regula según el ciclo lunar observable, lo que lleva a introducir un día de más cuando las observaciones no coinciden con el cálculo teórico. Lo mejor es consultar tablas de conversión como las disponibles en este enlace: http://calendar.zoznam.sk/islamic_calendar-sp.php?ly=645 o utilizar herramientas como estas: http://www.oriold.uzh.ch/static/hegira.html y http://www.municion.org/conversio/Calendari.htm.