Gracias a la expansión del libro digital, hoy en día tenemos acceso a una gran cantidad de publicaciones en Internet. Además de poder adquirir el catálogo de las grandes editoriales en multitud de tiendas en línea, también existen muchos otros sitios web en los que autores menos conocidos editan sus obras y las ponen a disposición del público para su descarga y lectura. En ellos podemos hacer gratos descubrimientos, conocer a figuras noveles y acceder a títulos que de otro modo sería muy difícil leer. Un ejemplo claro de lo expuesto es la web libros.plus.

Para los interesados en la novela histórica en particular dispone de una sección dedicada exclusivamente a este género, con títulos ambientados en el Imperio Romano, la Inglaterra victoriana, la época de los descubrimientos, etc.  Presenta un amplio catálogo de novelas de ficción histórica disponibles para su descarga en varios formatos: PDF, ePUB, MOBI… e incluso en audio MP3 para personas con dificultades visuales. También existen secciones dedicadas a Arte, Religión… y si nuestros intereses son más amplios puedes navegar entre libros de aventuras, biografías, destinados a la familia o para los más pequeños de la casa. Puedes además buscar por géneros, autores y editorial.

Los formatos de libro electrónico

Se acabó disponer de enormes espacios dedicados a colocar nuestros libros. Con los lectores de libros electrónicos como Kindle o Tagus o incluso con nuestros smartphones y tabletas, tenemos la posibilidad de llevar siempre con nosotros nuestra propia biblioteca a cualquier sitio. Pero la variedad de formatos es amplia así que te explicamos brevemente qué es cada formato.

El PDF es, con diferencia, el formato más conocido. Cualquier dispositivo puede leerlo aunque tiene la desventaja de que el texto no se adecua automáticamente al tipo de pantalla y tenemos que ir haciendo zoom. El más avanzado de todos es el formato ePUB (electronic PUBlication), un estándar cada vez más extendido y que además de redimensionarse de manera automática, permite incorporar audio y video para acompañar al texto y las imágenes. El tipo de archivo MOBI o Mobipocket se creó para poder ser utilizado en dispositivos más pequeños y con menos capacidad de memoria como los móviles más austeros, aunque hoy en día los smartphones pueden interpretar cualquiera de los tres formatos de libro anteriores.

Ya no hay excusa para no leer. Tanto por cantidad, disponibilidad y precio, acceder a los libros nunca ha sido más fácil.