Aunque Barcelona sea en la actualidad una de las localidades más visitas pro el turismo procedente de todo el mundo, sus alrededores, más desconocidos, están repletos de atractivos turísticos. Es por eso una buena opción contemplar el alquiler de un automóvil en Barcelona para conocer en profundidad la zona.

La ciudad de Barcelona alberga numerosos sitios imprescindibles que visitar: la Sagrada Familia, el Barrio Gótico, el parque Güell, las casas y palacios modernistas, etc..

Pero quizás no son tan conocidos otros monumentos medievales localizados en poblaciones cercanas a Barcelona, en torno a 1 hora en coche. Hagamos un breve repaso poo lo más destacable

En primer lugar destacamos el monasterio de Montserrat, en un parque natural muy cercano a Barcelona, rodeado de un inspirador entorno montañoso, es uno de los más importantes de Cataluña, sobre todo por su significado espiritual. Fundado en el siglo IX, en él se encuentra la Moreneta, la virgen patrona de Cataluña. Además de visitar la abadía, también hay un interesante museo.

La segunda parada es el monasterio de Sant Cugat del Vallés, una joya de estilos románico y gótico que conserva un precioso claustro del siglo XII. Siguiendo con los cenobios, el desconocido monasterio de Món Sant Benet en San Fruitòs de Bagès, ya cerca de Manresa, es otro maravilloso ejemplo de románico. Aunque fundado en el siglo X, se conserva un claustro de este estilo cuya visita nos sorprenderá. El monasterio es actualmente una residencia privada.

Cambiando de tipo de edificios, los alrededores de Barcelona también conservan castillos medievales que merecen una visita. En primer lugar el castillo de Cardona. Uno de los castillos más emblemáticos de la provincia, en la actualidad es un Parador Nacional. Además de la fortificación propiamente dicha, podremos conocer uno de los templos románicos más antiguos construidos en dicho estilo en Barcelona.

Castillo de Cardona
Castillo de Cardona

Otro castillo destacable es el de Tossa de Montbui. Levantado en el siglo X en la frontera con los dominios musulmanes, se abandonó en el siglo XII. Gracias a ello conserva perfectamente su arquitectura original y alberga en su interior una curiosísima iglesia románica, uno de los escasos ejemplos de iglesia dentro una fortaleza que han llegado hasta nuestros días.

Si por el contrario estás más interesado en visitar localidades con aire medieval, la provincia de Barcelona también ofrece opciones realmente interesantes.

Podemos comenzar por desplazarnos a Mura, en el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac. Mura es un pueblo fundado en el siglo X que conserva su trazado y arquitectura medievales prácticamente sin cambios.

O bien nos podemos acercar a Vic, antigua capital del condado de Osona y sede episcopal. Vic es una de las localidades de gran importancia en la historia de Cataluña y conserva un casco histórico de origen medieval digno de ser pasead sin prisas: su plaza Mayor, la catedral de Sant Pere, e incluso los restos de un antiguo templo romano.

Vic
Vic

Pasado Vic es también recomendable pasear por la localidad de Rupit, otro pueblo de origen medieval que ha sabido conservar su pasado: los restos de su castillo, un casco histórico repleto de casas nobles y todo ello en un entorno paisajístico de enorme valor y belleza.