La cocina del Cid Book Cover La cocina del Cid
Miguel Ángel Almodóvar Martín
Cultura medieval
Ediciones Nowtilus
01/01/2010
288

Los platos que se comían en la época del Cid Campeador, por primera vez, recreados en imágenes y con los tiempos de cocinado y las cantidades de los ingredientes.

El s. XI de la historia española es convulso porque conviven tres culturas: los judíos sefardíes, los cristianos que llevaban la Reconquista y los musulmanes divididos en reinos de taifas, esta situación deja un complejo panorama político de continuas guerras y alianzas de todos con todos, pero en el plano positivo produce una mixtura de ingredientes y recetas culinarias que dará lugar a una revolución gastronómica europea.

Ese es el tiempo en el que Rodrigo Díaz, el Cid, medró y llegó a las cotas más altas de la sociedad de la época. La cocina del Cid presenta setenta y tres recetas redactadas por primera vez y rescatadas del Cantar del Mío Cid o de obras tan poco tratadas como el Libro de cozina de Ruperto de Nola. La obra descubre una época en la que, pese a las batallas, se produce una síntesis gastronómica que dará lugar a una cocina revolucionaria y deliciosa que cambiará los usos culinarios de Europa a través de ventanas como el Camino de Santiago.

Miguel Ángel Almodóvar, ayudado por el cocinero Antonio Maquedano, bucea en la tradición escrita para insertar las recetas en medio de un trabajo de historia en el que se abordarán temas como la Reconquista, las Cruzadas, la Peste Negra o el Camino de Santiago en el S. XI. La gastronomía en la Edad media es un tema esencial, lejos de ser una cuestión de hedonismo, es un punto crucial ya que la situación de continua guerra generaba escasez, incendios y malas cosechas que diezmaban a las clases populares, en cuanto a los ejércitos el tema del avituallamiento se vuelve un problema imprescindible, además la comida se vuelve un factor de clase esencial porque mientras la dieta de las clases populares se reducen a tasajo y a verduras, los señores, los nobles y los clérigos disfrutaban de opíparos banquetes.