Portada » Personajes » Abu Salt de Denia, polígrafo y enciclopedista andalusí

Abu Salt de Denia, polígrafo y enciclopedista andalusí

por Javier Iglesia Aparicio
0 comentario 140 visitas 8 min. de lectura
Abu Salt de Denia, polígrafo y enciclopedista andalusí

[Denia, qiran 460H (octubre-noviembre 1068) – Bujía (Túnez), 2 muharran 529H(23 de octubre de 1134)]
Umayya b. ʿAbd al-ʿAzīz b. Abī l-Ṣalt; Abū l-Ṣalt; Abū l-Ṣalt al-Dānī/Ibn Abī l-Ṣalt/Albuzale; al-Dānī al-Išbīlī al-Andalusī, conocido comúnmente como Abū Ṣalt de Denia o Abulzale
.

En árabe أمية بن عبد العزيز بن أبي الصلت

Polígrafo: fue médico, filósofo, astrónomo, músico, historiador y poeta.

Nace en la ciudad de Denia, capital de la taifa de Denia y Baleares, en qiran del año 460H, es decir, a finales de du-l-hiyya del 460H o principios de muharran del 461H, aproximadamente en octubre o noviembre del 1068. Gobernaba la taifa en ese momento ʿAlī b. Muyahid Iqbal al-Dawla.

Al parecer su padre murió siendo él aún un niño. En Denia comenzó su formación, según sus biógrafos con maestros de gran erudición, como el toledano Abū-l-Walīd Hishām al-Waqqashī (Abenpascual).

Pasó algún tiempo en la ciudad de Sevilla, de donde él mismo dice en una de sus poesías que:

Fue la época de mi juventud galana y la arma de mi mocedad frondosa

entonces mis aladares eran negros y mi rostro resplandecía

Exilio en Egipto

Tras su estancia en Sevilla, Abū Ṣalt decidió trasladarse hacia el Oriente. No se sabe si primero recaló en Túnez y desde allí fue a Egipto o viajó directamente a Egipto. Lo que sabemos a ciencia cierta es que en la fiesta de los sacrificios del 10 de du-l-hiyya del año 489H (29 de noviembre del 1096) Abū l-Ṣalt llegó a Alejandría, acompañado de su madre. Allí gobernaba el califa fatimí al-Musta’li b. al-Mustansir y su visir más poderoso era al-Afdal b. Amir al-Yuyus Sahinsah. Este visir estaba muy interesado en la astronomía y gracias a ello Abū Ṣalt pudo introducirse en la corte de El Cairo.

Pero hacia el 500H (1106/1107) cayó en desgracia y fue encarcelado durante tres años y un mes, primero en El Cairo y luego en Alejandría, saliendo en el 505H (1111/1112). Aunque existen varias versiones sobre su las causas de su prisión, al parecer la causa fue que un barco cargado de cobre se hundió ante el puerto de Alejandría y Abu l-Salt ideó un proyecto para reflotarlo, convenciendo a al-Afdal de ello. Pero, tras invertir considerables sumas de dinero, cuando estaba ya a punto de lograrlo izando el buque con cabos de seda trenzada, la maniobra fracasó. Eso le indispuso con al-Afdal.

En esta época profundizaría en el conocimiento de los filósofos griegos, especialmente en el ámbito de la lógica aristotélica. Y escribió muchas de sus obras de astronomía y medicina.

Últimos años en Túnez

Una vez libre, en el año 506 (1112/1113) se estableció definitivamente a Mahdiyya (Almahdía), en el este del actual Túnez, capital de la dinastía zirí, acogiéndose a la protección del rey Yahya b. Tamim al-Sinhayi, en cuya corte se estableció en calidad de panegirista y cronista.

En esta ciudad se dedicó especialmente a la medicina, la botánica (impartiendo clases en una escuela de ciencias alquímicas) y a la música, siendo además considerado un excelente tañedor de laúd. En este último caso, Abū l-Ṣalt introdujo en el norte de África la llamada música andalusí, extendida posteriormente por todo el Magreb.

Durante su estancia en Túnez, Abū Ṣalt viajó varias veces a la corte del rey normando Roger de Sicilia, en Palermo, parece que para restar sus servicios médicos.

En Mahdiyya tuvo a su hijo ‘Abd l-Azīz, poeta también y gran conocedor del ajedrez, muerto en Bujía el año 546/1151.

Abū l-Ṣalt murió en Bujía el 2 de muharram del 529H (23 de octubre de 1134) probablemente de hidropesía, puntualizan las crónicas. Fuente enterrado en Monastir.

Compuso su epitafio, al que corresponden estos versos:

«Mientras que me arrastraba
Del mundo la comente fugitiva,
Yo jamás olvidaba
Que hacia la muerte caminando iba.
Hoy la muerte no temo,
Cuando me siento próximo a morir,
Sino del Juez Supremo
El fallo inevitable que he de oir.
¿Qué destino me espera?

De mis culpas el número es crecido.
¡Cuan justo el Señor fuera
Castigando a quien tanto le ha ofendido!
Pero el alma confía
En su misericordia y su perdón
Para gozar del día
Venturoso y eterno en su mansión.»

La obra de Abū Ṣalt

Entre su obra cabe destacar una antología de poemas andalusíes, una obra geográfica sobre Egipto, un tratado médico, el Libro de los medicamentos simples, opúsculos sobre Geometría y Astronomía y un importante escrito sobre lógica: Rectificación de la mente. El listado completo de las obras a él atribuidas puede encontrar en su ficha de HATA.

Muchas de sus obras, de carácter divulgador y enciclopédico, fueron traducidas al latín y al hebreo por sefardíes inmigrados a Zaragoza y Francia.

Escribió numerosas cartas, las cuales agrupó en una obra llamada Dīwān rasāʾili-hi. Una de sus cartas más famosas, escrita en Túnez, es precisamente la al-Risāla al-miṣriyya o Epístola Egipcia, en la que se muestra crítico con las autoridades egipcias que ahora ya le quedaban tan lejos, aunque eso no le impidió elogiar aquel país y sus monumentos. Así, describió las pirámides como tumbas «de unos grandes reyes que querían ser diferentes a los demás» y que construyeron aquellas maravillas «para salvarse de los diluvios que habían sido predichos por los astros».

De entre las obras de historia destaca al-Dībāǧa fī mafājir Ṣinhāǧa o El brocado, acerca de las hazañas de los Sinhaya, una obra sobre la historia de los ziríes dedicada al rey Yahya que conocemos por los extractos de historiadores posteriores.

En el terreno musical, fue un importante maestro de música andalusí. Destacó como virtuoso del laúd y compositor de letra y música de moaxajas. Como teórico escribió su Risāla fī l-mūsīqà o Epístola acerca de la música en Mahdiyya, una obra que influyó intensamente en al-Ándalus.

Su obra poética es también abundante y destacan:

  • Dīwān, con casi 200 casidas y fragmentos, con un total de unos 1.400 versos. Destacan sus panegíricos a al-Afdal tras su camapña contra los francois en Siria; y a el rey zirí Yahya.
  • Kitab ḥadīqat al-adab (Libro del jardín de las bellas letras), Kitab al-ḥadīqa (Libro del Jardín), Ḥadīqat al-adab fī šuʿarāʾ al-ʿarab min al-Andalus (Libro del jardín que trata de los poetas de al-Andalus), una antología poética compuesta en Túnez.
  • Kitab al-mulaḥ al-ʿaṣriyya min šuʿarāʾ ahl al-Andalus wa-l-ṭāriʾīn ʿalay-hā o Libro de anécdotas graciosas de la actualidad, dedicado a los poetas andalusíes.

En el ámbito de la medicina:

  • Kitab al-Adwiya al-mufrada ʿalà tartīb al-aʿḍāʾ o Libro de los medicamentos simples. Redactada probablemente durante su prisión, fue compuesta para su utilización en hospitales y se divide en 20 capítulos. Traducido del árabe al latín por Arnau de Vilanova entre 1280 y 1285.
  • Kitab al-intiṣār li-Ḥunayn b. Isḥ. ʿalà Ibn Riḍwān fī talabbaʿi-hi li-Masāʾil Ḥunayn/Kitab al-intiṣār fī l-radd ʿalà ʿA. b. Riḍwān fī raddi-hi ʿalà Ḥunayn b. Isḥāq o Libro del apoyo, que trata de la respuesta a la refutación de ʿAli b. Riḍwān contra Ḥunayn b. Isḥāq, donde defiende a éste último.
  • Kitab al-intiṣār fī uṣūl al-ṭibb o Libro del apoyo, sobre los fundamentos de la Medicina.
  • Kitab al-ṣaydala o Libro de Farmacia.
  • Una obra de título desconocido que trata sobre los significados de la palabra nuqta

Con respecto a la astronomía y las matemáticas:

  • Aǧwiba ʿan masāʾil suʾila ʿan-ha fa-aǧāba o Respuesta a los problemas propuestos sobre el cosmos, la física y la aritmética. Responde a seis problemas propuestos por el visir al-Afdal.
  • Risāla fī l-ʿamal bi-l-asṭurlāb/Risālat al-asṭurlāb wa-ʿamali-hi o Epístola sobre la construcción y el uso del astrolabio, escrita en prisión.
  • Kitab fī l-handasa//al-Waǧīz fī l-handasa o Tratado de Geometría.
  • al-Iqtiṣār fī l-handasa o Breve tratado de geometría.
  • Ṣifat ʿamal ṣafīḥa ǧāmiʿa taqawwama bi-hā ǧamīʿ al-kawākib al-sabʿa o Descripción de la construcción y uso de una lámina única con la que puede calcularse la totalidad de los movimientos de los siete planetas, es decir, un ecuatorio. Abū Ṣalt pudo ser quien introdujera este instrumento en el oriente musulmán.
  • K. al-waǧīz fī ʿilm al-hayʾa o Libro que trata sobre cosmología.
  • Al menos dos obras más sobre aritmética de título desconocido.

Por último, con respecto a la filosofía, se pueden mencionar su Kitab taqwīm al-ḏihn fi l-manṭiq/K. taqwīm manṭiq al-ḏihn o Rectificación de la mente, libro de carácter lógico donde hace uso del Organon aristotélico y de la Isagoge de Porfirio. Su lógica es una teoría del conocimiento dedicado a la demostración silogística. Para que el conocimiento sea verdadero es esencial que lo también lo sean las premisas.


Bibliografía

Te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.