[¿? – Zaragoza, 1081/82] ] En árabe علي إقبال الدولة
Segundo rey de la taifa de Denia (1045-1076)

Hijo y sucesor de Muyahid, rey de la taifa de Denia y Baleares, y de una mujer de origen cristiano, se sospecha que de Cerdeña, llamada Yud.

Pasó buena parte de su juventud preso en tierras cristianas pues fue apresado en el 1016, tras la derrota de la armada de su padre en Cerdeña frente a la flota conjunta de pisanos y genoveses.

Fue criado en la corte de Enrique II de Alemania. Hacia 1032 Alí fue rescatado por los Banu Hammad de Bugía y regresó a Denia. Durante sus años de cautiverio había abandonado el Islam y se había convertido al cristianismo y también había olvidado en parte la lengua árabe. A su regreso volvió a adoptar su primitiva religión.

Durante estos años de ausencia forzosa, Muyahid había designado como sucesor a otro hijo suyo, Hasan, llamado Sa’d ad-Dawla (Felicidad del Estado).

En el 1041 se acordó el casamiento de Alí con una hija de Sulaymán ben Hud, soberano de Zaragoza.

Gobierno de Alí ben Muyahid (1045-1076)

Pero, finalmente, el elegido para suceder a Muyahid fue Alí. Las hostilidades entre los hermanos enseguida se desataron. Hasan llegó incluso a acuñar moneda únicamente con su nombre.

Hasan acudió a pedir ayuda a su cuñado al-Mu’tadid de Sevilla (estaba casado con una hermana de Hasan) y urdió con él un plan para matar a traición a su hermano Alí. al-Mu’tadid envió a uno de sus esclavos, quien sería el ejecutor. Así lo narra Ibn Idarí:

Acordaron [que fuese] al tiempo de salir de la oración del viernes; pues, cuando salía, tenía la costumbre de ir a la orilla del mar y detenerse allí un rato, luego se volvía. Cuando cabalgaba, Hasan, su hermano, iba detrás de él.

Cuando volvió [de la orilla del mar] se metió en una calleja estrecha y, al entrar en ella, el esclavo de Ibn ‘Abbad hizo señas a Hasan ben Muyahid para que desenvainara el cuchillo e hiriese con él a su hermano; entonces lo desenvainó y, azorado, le dio un golpe [en falso], con el que no le hizo nada, enseguida le asestó otro golpe que su hermano recibió en la mano izquierda. Quiso el esclavo atravesarlo con la lanza que tenía en su mano e intentó volverla hacia él, pero tropezó en la pared, a consecuencia de la estrechez del callejón. Lo advirtieron algunos pajes de ‘Alí ben Muyahid y mataron al esclavo, mientras este Hasan huía con su caballo al galope.

Ibn Idari en al-Bayan al-Mugrib, traducido por Felipe Maíllo Salgado en La caída del califato de Córdoba y los reyes de taifas, p. 137.

Hasan huyó hacía la corte de Valencia donde gobernaba otro cuñado suyo, ‘Abd al-Aziz, casado con otra hermana de Hasan. Se dirigió posteriormente a Sevilla pero allí no quisieron acogerlo. Así que retornó a Valencia, donde vivió el resto de sus días.

De este modo Alí pudo consolidarse en el gobierno de Denia. Alí mantuvo la política de alianzas matrimoniales comenzada por su padre. Casó a una de sus hijas con Muhammad al-Mutasim de Almería, y él mismo contrajo matrimonio con una hija del rey de Zaragoza.

El comercio mediterráneo fue una fuente de riquezas extraordinaria para Denia, como muestra su abundante producción monetaria. Esta abundancia permitió que su corte fuera refugio de intelectuales, gramáticos y poetas, como el excelente lexicógrafo Ibn Sidah, el filólogo coránico Ad-Dana, el visir y destacado prosista Abu Amir ibn García o el gran poeta dianense Ibn al-Labbana.

Dirham de Alí ben Muyahid de Denia
Dirham de Alí ben Muyahid de Denia

Las relaciones con el resto de estados vecinos fueron pacíficas, no conociéndose apenas conflictos. Asimismo, su relación con los mozárabes de sus estados fue tolerante. Se conserva un documento del 1058 por el que, siendo Ramón Berenguer I conde de Barcelona, autoriza al obispo de Barcelona a nombrar a los clérigos de su reino. Las fuentes andalusíes ponderan, asimismo, su carácter piadoso, en una época en que estas afirmaciones acerca de los reyes de las taifas no son abundantes.

Las crónicas musulmanas recogen la noticia de que en 1065 Alí Iqbal Ad-Dawla ayudó a Fernando I de Castilla y León en el asedio de Valencia. ‘Abd al-Malik de Valencia pidió ayuda al rey de Toledo, quien terminó tomando la ciudad y apoderándose de ella.

Ayuda a Egipto y el Santo Grial de León

Según al-Warraq, en el año 447H (2 abril 1055 – 20 marzo 1056) Alí ben Muyahid envió un gran barco lleno de víveres a Egipto atendiendo a la llamada de ayuda de los fatimíes ante la gran hambruna que estaban sufriendo.

Los fatimíes, a cambio, devolvieron el barco lleno de rubíes y perlas, oro y tesoros. Según un estudio publicado en 2014 por Margarita Torres y José Miguel Ortega, uno de estos tesoros sería el cáliz de la Última Cena, el Santo Grial.

Cáliz de Doña Urraca, en San Isidoro de León
Cáliz de Doña Urraca, en San Isidoro de León

Según los autores del libro Los Reyes del Grial, Alí ben Muyahid habría pedido esta reliquia a los fatimíes, que también dominaban en Jerusalén, con la intención de regalársela luego al rey Fernando I de León. Y sería este el llamado Cáliz de Doña Urraca, que es el resultado de revestir el cáliz original con oro y piedras preciosas. Actualmente se expone en San Isidoro de León.

al-Muqtadir de Zaragoza conquista Denia (1076)

La política pacífica de Alí ben Muyahid se vio truncada al final de su gobierno. Sin que se sepan exactamente las razones, el final del gobierno de Iqbal ad-Dawla se produjo tras la intervención de su cuñado, el rey al-Muqtadir de Zaragoza, quien conspiró con el ministro Ibn Royulo para apoderarse del gobierno de Denia.

al-Muqtadir fue tomando territorios del reino de Denia, en principio para dárselos a su hijo, gobernador de Tortosa. Pero finalmente arrinconó a Alí ben Muyahid en la ciudad de Denia.

Tras un asedio, Alí envió una serie de misivas a al-Muqtadir pidiendo que se salvara su vida y la de su familia a cambió de cederle el reino, el alcázar y todos sus bienes.

al-Muqtadir aceptó la proposición. En el año 468H (16 agosto 1075-4 agosto 1076) Alí ben Muyahid salió de Denia en dirección a Zaragoza, vestido con ropa indigna.

al-Muqtadir cedió a Alí ben Muyahid un dominio en régimen de iqta (una concesión temporal a recibir impuestos de un dominio pero la propiedad seguía siendo del estado) y allí acabó sus días. Según Ibn al-Abbar su muerte ocurrió en el año 474H (11 junio 1081 – 31 mayo 1082).

Fragmentación del reino de Denia-Baleares

La conquista de la taifa de Denia por Zaragoza no fue completa. ‘Abd Allah ben Aglab al-Murtada, gobernador de Baleares, no reconoció la autoridad de al-Muqtadir y se declaró independiente.

Asimismo, un hijo de Alí ben Muyahid, Siray ad-Dawla, se rebeló posteriormente contra el dominio hudí en Segura de la Sierra (Jaén).

Bibliografía

  • Ibn Idari, Al Bayan al-Mugrib, trad. Felipe Maíllo Salgado en La caída del Califato de Córdoba y los Reyes de taifas, Universidad de Salamanca, Salamanca, 1993.