[2ª mitad s. VIII – 1ª mitad s. IX]. Obispo de Pamplona

Es el primer obispo conocido en Pamplona tras la conquista islámica. Esto no significa que la sucesión en la sede episcopal pamplonesa se hubiera tenido que interrumpir, aunque no conocemos los nombres de sus obispos.

Es mencionado solo una vez. Se trata de un documento datado en el 28 de octubre del 924 y otorgado por el rey Sancho II Abarca y su mujer Toda, nos cuenta que en el año 829 fue consagrada la iglesia del monasterio de San Pedro de Usún, a orillas del río Irati, en el valle navarro de Romanzado, por el obispo Opilano, aunque sin especificar la sede.

Sacrata est ipsa ecclesia ab episcopo dompno Oppilani, discurrente era DCCC. LX. VII.

Ubieto Arteta, Antonio: Documentos reales navarro-aragoneses hasta el año 1004, Ed. Anubar, 1986, Zaragoza, doc. 13
San Pedro de Usún
San Pedro de Usún

Debió de ser también coetáneo de Íñigo Arista. Puede que su sucesor fuera el obispo Wilesindo o Guilesindo, mencionado en el 848.