Sancho Garcés II Abarca [? – 994)

Rey de Pamplona (970-994)

Hijo del rey García Sánchez I y de la condesa de Aragón Andregoto Galíndez. Hereda el trono de su padre en un momento en el que Pamplona está completamente sometida a los designios del califato de Córdoba. Uno de sus primeros actos, en septiembre del 971, fue el envío de una embajada a al-Hakam II para ratificar la paz.

Aprovechó esta calma para integrar sus dominios y para tratar de expandirlos hacia el norte, hacia la Gascuña, aunque no tuvo éxito. Fundó el monasterio de San Andrés de Cirueña en el 972 y estuvo presente en la fundación del Infantado de Covarrubias por el conde castellano García Fernández (978).

Pero la paz se rompió en el 975 cuando los ejércitos de León, Castilla y Pamplona son derrotados en la batalla de Gormaz y en de San Esteban de Gormaz. Tras esta derrota Yahya ben Galib al-Tuchibí, gobernador de Zaragoza, ataca el reino pamplonés. Primero contra la zona de Viguera, gobernada por Ramiro Garcés, hermano de Sancho, con título de rey. Ramiro Garcés se vio impotente y se refugió en Estercuel y luego fue derrotado.

La llegada de Almanzor supuso más dificultades para el reino de Pamplona. En el 981 pamploneses y castellanos apoyaron a Galib en su rebeldía contra Almanzor pero Galib fue derrotado y muerto en la batalla de San Vicente (Torrevicente, Soria), los cristianos huyeron en desbandada y volvieron a ser derrotados en Tarancueña y Ramiro Garcés perdió su vida.

Nuevas derrotas se sucedieron en La Rueda (981) y Simancas (983) de la coalición cristiana. En estos años, en concreto en el 987, aparece su primera mención como rey de Navarra, ya que hasta ese momento siempre habían sido reyes de Pamplona. Ocurre en un documento del cartulario de San Juan de la Peña.

Almanzor realizó su primera expedición contra Navarra en el 982. Sancho Garcés II pactó para salvar su reino y entregó a su hija Urraca como esposa para Almanzor y a su hijo Gonzalo como rehén.

En el 992 sufrió una nueva aceifa. Sancho, el 4 de septiembre del 982, acudió personalmente a Córdoba a pactar una tregua. Allí visitó a su hija Urraca (Abda al convertirse al Islam) y conoció a su nieto ‘Abd al-Rahmán el Sanchuelo.

Falleció en el 994 y fue sepultado en el panteón real de Santa María la Real de Nájera.

Retratos de Sancho II Garcés, su esposa Urraca Fernández y su hermano Ramiro Garcés en el Códice Albeldense

Retratos de Sancho II Garcés, su esposa Urraca Fernández y su hermano Ramiro Garcés en el Códice Albeldense

 

Matrimonio y descendencia

Sancho Garcés se casó con Urraca Fernández, hija del conde castellano Fernán González y tuvo cuatro hijos:

 

Acerca del sobrenombre Abarca

El apodo Abarca no es contemporáneo. Aparece por primera vez en documentos de los siglos XII y XIII de los monasterios de San Juan de la Peña, Leyre y de la catedral de Pamplona. Tiene su origen en una leyenda que cuenta que, estando Sancho luchando en la Gascuña, se enteró de que el gobernador de Zaragoza atacaba Pamplona. Los Pirineos estaban cubiertos de nieve y ordenó a sus hombres que calzaran abarcas de cuero crudo a fin de caminar más fácil y rápidamente por la nieve, con lo que pudo llegar a tiempo de caer sobre los invasores y derrotarlos.