El sábado 13 de julio finalizó la segunda campaña de trabajos arqueológicos en la ermita y necrópolis altomedieval de San Nicolás en La Sequera de Haza (Burgos).

Esta segunda campaña ha sumado nuevos conocimientos sobre el entorno arqueológico. Lo más relevante de lo descubierto este año ha sido el hallazgo de una estructura de combustión, posiblemente dedicada a la metalurgia del bronce, dentro de la ermita. Esta estructura, sumada a otros restos encontrados, parece indicar la existencia de una cabaña anterior a la construcción del espacio religioso. Por otro lado, la actividad en la necrópolis de la ermita ha revelado diferentes tumbas antropomorfas y osarios que están siendo estudiados para conocer datos sobre la vida de la comunidad autóctona del lugar en la Edad Media.

Durante esta campaña de excavación se han realizado diferentes actividades divulgativas con la intención de acercar el conocimiento arqueológico a la población local y de la comarca.

El proyecto se extenderá al próximo año y el 17 de agosto, con motivo de las fiestas populares de la localidad, se hará otra visita guiada a la excavación donde se presentarán los resultados, ya sopesados y analizados, de esta campaña de la investigación.

El proyecto lo dirigen los profesores del área de Arqueología de la Universidad Rey Juan Carlos, Francisco Reyes y Alberto Polo, y cuenta con la colaboración de la investigadora Diana Morales, la antropóloga Marta Merino y 12 alumnos de diferentes cursos del grado en Historia de la URJC.