El Instituto Castellano y Leonés de la Lengua (ILCYL) presentó el 27 de septiembre de 2017 su nueva publicación: El Becerro Gótico de Cardeña. El primer gran cartulario hispánico (1086). La publicación que acaba de ver la luz contiene una edición paleográfica de los textos del códice, así como un libro de estudio en el que se analizan diferentes aspectos relacionados con los caracteres externos e internos del Becerro, complementado con sendos textos prólogos firmados por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y José Antonio Pascual, miembro de la RAE.

El Becerro de Cardeña es un códice diplomático que data de los años 1035 y 1036 en el que se copiaron 373 documentos archivados entonces en el Monasterio de San Pedro de Cardeña (Burgos), uno de los centros culturales más activos de la primigenia Castilla. La importancia del documento reside en varios aspectos, empezando por el hecho de que se trata del primer gran cartulario hispánico del que se tiene constancia. También, su hermosa factura, fruto de un taller de copistas referente en la época, y la presencia en todos los documentos de diferentes signos del romance castellano, convierten al Becerro de Cardeña en un volumen fundamental para los lingüistas y los historiadores. 

Contiene certificados de cesión de terrenos, crónicas de litigios, usos de la tierra e, incluso, referencias históricas sobre Rodrigo Díaz de Vivar o de la presencia de una ermita en una cueva de la Sierra de Atapuerca. Todos ellos escritos en latín, pero impregnados en su totalidad por vocablos y expresiones propias del romance castellano que poco a poco se fue abriendo paso como idioma independiente.

Se han encargado los profesores de la Universidad de Burgos José Antonio Fernández Flórez y Sonia Serna Serna, en colaboración con diferentes personalidades de instituciones como la Junta de Castilla y León o la Real Academia de la Lengua Española (RAE). En la presentación, Serna ensalzó el valor de los documentos compilados en el Becerro, cuyo volumen original se conserva hoy en día en la Biblioteca Francisco de Zabálduru.

 

Becerro de Cardeña

Becerro de Cardeña

 

Su importancia para la historia del condado de Castilla y el estudio del origen del castellano

Un total de 232 documentos se encuentran comprendidos entre los inicios del Condado de Castilla y el final de esta época condal, en el año 1037, por lo que la masa documental del cartulario es mucho mayor que la de todos los demás monasterios castellanos juntos durante esos años.

Es también importante como fuente filológica, pues la lengua latina de sus documentos está impregnada de un castellano naciente, y supone el único testimonio documental del Monasterio de Cardeña, pues pese a haber acogido hasta un millar de pergaminos de la Edad Media, no se conserva ninguno original en la actualidad. Con todo, tanto la consejera de Cultura y Turismo de la Junta, María Josefa García Cirac, como el presidente del ILCYL, Gonzalo Santonja, han remarcado la importancia de la publicación, colocándola en el máximo nivel de los estudios del origen del castellano.

 

 

Más información: ILCYL.