Castilla conserva un conjunto interesante de castillos medievales, que se puede disfrutar tanto en verano como en invierno. Los interiores de estas fortalezas, nos revelan las historias de cómo era la vida de sus habitantes en aquellos tiempos, y cómo los diferentes mobiliarios facilitaban su vida cotidiana. Livingo, el portal de venta de muebles y objetos de decoración con mayor crecimiento en España, nos revela la vida en el interior de esos castillos. Vamos a conocerlos uno por uno.

Castillo de Peñafiel

Ubicado en la provincia de Valladolid, este castillo fue construido en el siglo X y declarado Monumento Nacional en 1917. Hoy en día, alberga el Museo Provincial del Vino, donde los visitantes pueden aprender sobre la cultura del vino y cómo se produce. También hay una sala de degustación, donde se puede saborear algunos de los mejores vinos de la región.

Castillo de Peñafiel
Castillo de Peñafiel

Pero si nos remontamos en el tiempo, en su segunda planta, podremos encontrar el salón del noble, donde los antiguos caballeros juraban honor y lealtad, y donde además se impartía justicia entre los pobladores de la pequeña villa.

En la tercera planta de la fortaleza, se revela el interior del dormitorio del noble, donde es posible descubrir la chimenea, y una decoración en base a tapices y alfombras, que además protegían a los nobles de las inclemencias del tiempo en el duro invierno.

Alcázar de Segovia

Este es uno de los castillos más increíbles de toda España. Es como un palacio de cuento de hadas, situado en lo alto de una colina, donde destacan sus torres redondas.

Alcázar de Segovia
Alcázar de Segovia

Uno puede imaginar que en otros tiempos una princesa lanzara su largo cabello dorado desde una de estas torres. De hecho, este castillo, junto con el Castillo de Neuschwanstein en Alemania, fue la inspiración para el castillo de la Cenicienta de Disney.

No se sabe exactamente cuándo se construyó esta fortaleza, pero la primera referencia conocida fue en el siglo XII. Algunos aspectos góticos se agregaron más tarde, en el siglo XIII. El castillo fue una vez el hogar del rey Alfonso VIII, y más tarde se convirtió en el Real Colegio de Artillería.

Debido a un incendio ocurrido en el año 1864, muchas de sus estancias fueron reconstruidas. Sin embargo, una de las estancias que más llama la atención es la alcoba del rey, donde una impresionante cama con dosel, nos lleva inmediatamente a los muebles utilizados en la época medieval.

Hoy en día es patrimonio de la humanidad por la UNESCO, y uno de los monumentos más visitados de toda España.

Castillo de Ponferrada

También conocido como el Castillo Templario, este castillo fue el espectacular castillo de los Caballeros Templarios. Originalmente se construyó como una ciudadela romana, pero fue tomada por los templarios a principios del siglo XII para el uso de peregrinos en la ruta de peregrinación conocida como el Camino de Santiago.

Castillo de Ponferrada
Castillo de Ponferrada

Cuando se ingresa al castillo, es inevitable no cerrar los ojos en el patio, e imaginar a los antiguos caballeros templarios practicar sus destrezas con las armas.

Además, los grandes salones nos llevan a los días en que los templarios, compartían las cenas, alrededor de mesas de dimensiones variables, rodeadas de grandes bancos y mesas. Los platos de madera o de cerámica y las cucharas y cuchillos de metal, además de las copas de oro y plata, eran los elementos utilizados para compartir las suculentas cenas.

En la actualidad, alberga la Biblioteca de los Templarios y el Centro de Investigación y Estudio de Ponferrada, que contiene alrededor de 1.400 libros, incluidas obras de Leonardo da Vinci.

Los castillos en la época medieval, eran verdaderos bastiones de defensa, sin embargo en sus interiores también había tiempo para disfrutar de la vida en familia en sus grandes salones y de la prácticas de las armas en los tiempos de guerra.