Existe una laguna en el texto en donde los condes se ponen de acuerdo con los reyes moros para ir contra Rodrigo.

[…] el día de Santa Cruz de Mayo,
[…] que Atiença avía por reinado,.
el rey moro Jesías de Guadalajara, que África ovo poblado,
aquel moro Jessías, mucho honrrado Madriano.

E sópolo el rey moro Burgos de Ayllón muy lozano,
et vínose para Castilla, de día et de noche andando;
[…] a Bivar enbió el mandado.
[………………………………….]

Rodrigo y el rey, romeros a Santiago

Et quando lo sopo Rodrigo cavalgó muy privado:
entre día e noche a Çamora es llegado.
Al rey se omilló e no l’bessó la mano.
Dixo:«Rey, mucho me plaze porque non so tu vassallo.
Rey, fasta que non te armasses non devías tener reinado;
ca non esperas palmada de moro nin de christiano,
mas ve velar al padrón de Santiago;
e serías tú mi señor, et mandarías el tu reinado.»
Essas horas dixo el rey, en tanto fue acordado:
«Non ha cossa, Rodrigo, que non faga por te non salir de mandado.»
Metiéronse a los caminos, passól’ Rodrigo a Malgrado,
que dizen Benavente, según dice en el romançe
passólo a Astorga, et metiólo a Monte Iraglo.

[……]

Nueva laguna en la que el rey Fernando se arma caballero por la espada de Santiago, de este modo no tendrá que reconocer la superioridad de cualquier otro hombre. Rodrigo acaba besándole la mano.

Rodrigo regresa para combatir a los moros

De allí se tornó Rodrigo, que le apresurava el mandado,
que se aguissavan paganos para correr el reinado.
De noche llegó Rodrigo a Bivar, dava su apellido
que non lo entendiessen los que vendían el reinado.
A Sant Estevan fue Diego Laínez llegado,
e don Ruy Laínez de Alfaro;
e don Laín Laínez que ovo a Treviño conprado,
e Fernand Laínez de Sant Estevan muy lozano.
El alvor quería quebrar, et aún el día non era claro,
quando assomavan los çinco reis moros por el llano:
por la defesa de San Estevan, a Duero non so llegados.1
Allí aderezó Rodrigo, sus gentes acaudellando.


  1. El supuesto combate con los cinco reyes moros se produjo en San Esteban de Gormaz, importante vado estratégico en el río Duero. Le acompañaban su padre Diego Laínez y tres tíos por parte paterna: Ruy Laínez de Alfaro, Laín Laínez de Treviño y Fernand Laínez de San Esteban de Gormaz.