250px Monasterio de Suso 2La leyenda de los Siete Infantes de Lara narra cómo éstos fueron asesinados en la frontera musulmana gracias a la traición de su tío Ruy Velázquez. Después sus cabezas fueron enviadas a Almanzor y éste se las enseñó al padre de los Infantes, Gonzalo Gustios, quien estaba preso en Córdoba. El destino de las cabezas, según la tradición, fue la iglesia de Salas de los Infantes, solar de la familia. Pero, ¿qué ocurrió con sus cuerpos?

Las distintas tradiciones que han llegado hasta nuestros días no se ponen de acuerdo. Pero de todas ellas, la que más peso tiene y la más conocida es la del Panteón de los Infantes de Lara en el monasterio de San Millán de Suso, en La Cogolla (La Rioja).

En este famoso monasterio, supuestamente fundado por San Emiliano en el siglo VI, donde se conservan las Glosas Emilianenses y de donde proceden escritores como Gonzalo de Berceo, tiene entre sus tesoros el supuesto panteón de los Infantes de Lara.

Los monasterios de San Pedro de Arlanza y San Millán de la Cogolla se disputaron durante toda la Edad Media y parte de la Moderna su preeminencia dentro de la historia castellana. Y como no, también si eran el lugar donde estaban sepultados estos insignes héroes castellanos. En el año 1600 el abad del monasterio riojano, fray Plácido de Alegría, procedió a la apertura notarial de los siete sarcófagos ubicados en el pórtico del primitivo asentamiento en Suso, a fin de certificar su autenticidad.

 

La aparición de los cadáveres descabezados fue prueba que, poco tiempo después, convenció tanto a Sandoval como a Yepes para sellar la contienda a favor del monasterio de la Cogolla. De este modo, el monasterio se conoció también como panteón de los siete héroes castellanos. Años antes, en diciembre de 1579, se habían encontrado en la iglesia parroquial de la villa de Salas las cabezas de los Siete Infantes.

 

tumbas infantes lara

 

Hoy en día los sepulcros siguen estando en el pórtico sur del monasterio de San Millán de Suso, a la izquierda según se entra. El panteón también tiene la sepultura, en una posición central, de Nuño Salido, el ayo o tutor de los infantes. En la misma estancia, a la derecha, hay otras sepulturas, de las reinas Toda, Jimena y Elvira de Navarra.

Más información: http://www.monasteriodesanmillan.com/suso/infantes.html

logo7il

Este artículo es parte del 7IL, el proyecto de recopilación de historias populares y lugares de tradición relacionados con la leyenda de los Siete Infantes de Lara. ¿Quieres ayudar?