Recientemente, mientras visitaba el castro vetón de Yecla La Vieja (Yecla de Yeltes, Salamanca) me encontré con algo completamente inesperado. A muchos kilómetros de las tierras burgalesas de Lara y en una zona para nada relacionada con la leyenda de los Siete Infantes existe una piedra con insculturas que se llama la Piedra de los Siete Infantes de Lara.

piedra-siete-infantes-lara-yecla-yeltes

En la piedra es difícil apreciar todos los grabados. Aún menos en la fotografía.

Hacia el sureste, a unos ciento cincuenta metros del recinto amurallado del castro —que, dicho sea de paso, merece una visita pues está muy bien conservado—, a las orillas del arroyo Varlaña, tras pasar la Fuente del Moro, hay una piedra en la que se pueden ver siete jinetes montados a caballo, de época vetona (s. V a.C. a siglo I a.C.), y una inscripción de época medieval.

Se trata de una roca granítica de grandes dimensiones y orientada hacia el oeste en la que se ha grabado una tropa de siete jinetes y un animal. La forma de estos jinetes sigue la misma tipología que los que se encuentran grabados en la muralla del castro; el animal posiblemente sea un perro o un lobo. También hay un signo cruciforme y otras marcas más difíciles de identificar. Debajo aparece una inscripción, evidentemente posterior, que los relaciona con los siete infantes.

grabados-piedra-siete-infantes-lara-yecla-yeltes

Relieves según el cartel informativo

Pues bien, la tradición popular de Yecla de Yeltes ha denominado a esta inscripción La Piedra de los Sietes Infantes de Lara pues se supone que bajo ella están enterrados dichos infantes.

Más información sobre el castro vetón de Yecla la Vieja:

http://www.salamancaterritorioveton.com/castros.php

 

logo7il

Este artículo es parte del proyecto de recopilación de historias populares y lugares de tradición relacionados con la leyenda de los Siete Infantes de Lara. ¿Quieres ayudar?