[s. VIII] Rumuluh en las fuentes árabes.

Hijo menor del rey visigodo Witiza

Ibn al-Qutiyya1 nos dice que tenía el nombre latino de Rómulo y que se asentó en Toledo.

Tras la muerte de su padre (710), Rómulo junto a sus hermanos Olemundo y Ardabasto continuaron viviendo en Toledo.

Cuando las tropas de Tariq entran en la península y se enfrentan a Rodrigo en la batalla de Guadalete (711), parece que los tres hermanos pusieron sus tropas a disposición de los invasores. De este modo lograron el favor de los nuevos dueños del reino de Toledo y pactaron con ellos su sumisión a cambio de numerosas propiedades.

Rómulo disfrutó de un enorme patrimonio territorial, de más de mil localidades en el oriente peninsular y en Toledo, ciudad en la que se estableció.

El nombre de Rómulo parece una invención erudita quizá inspirada en la historia de Roma, ya que no se halla documentado en la onomástica de la España visigoda.

Teniendo en cuenta la transcripción arábiga del nombre (R-m-l), García Moreno supone que el nombre en cuestión debió ser Remila o, siguiendo una lectura adelantada por Fernández y González a partir de una variante manuscrita de al-Maqqari, Requila.

Se le conoce un descendiente llamado Hafs ben Albar al-Qutí, quien era juez (cadí) de los cristianos de Córdoba en el último tercio del siglo IX, autor de un famoso salterio mozárabe.


1. El historiador andalusí Abu Bakr Ibn Umar Ibn Al-Qutiyya  era descendiente de la familia de Witiza, concretamente de Sara la Goda. Escribió la crónica Tarij Iftitah al-Andalus (Historia de la conquista de al-Andalus). Se puede consultar una traducción parcial en Viguera Molins, María Jesús (2011). La conquista de al-Andalus según Ibn al-Qutiyya (siglo X). Aljaranda 81.