Localidad del norte de Burgos perteneciente al municipio de Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja.

En los documentos medievales se le da el nombre de Uizozes y Viruezos. Pero a partir del siglo XVI se le llama ya Bisjueces, seguramente coincidiendo con el hecho de situar en él la tradición de  que en esta pequeña localidad burgalesa se encontraba la sedes de sus dos legendarios jueces originales: Laín Calvo y Nuño Rasura, los jueces de Castilla.

Si bien hoy en día está más que desechada la historicidad de estos personajes, en la localidad, y en otras cercanas, se pueden encontrar numerosas referencias o restos materiales referidos a estos jueces, ya que que durante siglos se consideró como cierta la leyenda.

Iglesia parroquial de San Juan Bautista

En Bisjueces destaca su iglesia parroquial, dedicada a San Juan Bautista, del siglo XVI pero con restos románicos, tenemos la portada renacentista atribuida a Juan de Vallejo y Simón de Colonia. En ella, en una posición principal, se encuentran sendas estatuas de los jueces: Nuño Rasura a la izquierda y Laín Cavo a la derecha. Las inscripciones grabadas bajo sus pies repiten los mismos textos que las del Arco de Santa María de la ciudad de Burgos.

Fachada iglesia de San Juan Bautista en Bisjueces

Fachada iglesia de San Juan Bautista en Bisjueces

Estatua Laín Calvo en Bisjueces

Estatua Laín Calvo en Bisjueces

Estatua Nuño Rasura en Bisjueces

Estatua Nuño Rasura en Bisjueces

En la localidad también pueden apreciarse algunos restos de casas nobles.

Casa noble en Bisjueces

Casa noble en Bisjueces

 

Fuente Zapata: el tribunal de los Jueces de Castilla

En 1997 la Asociación de Amigos de Villarcayo Merindad de Castilla la Vieja erigió en las cercanías un monumento en el supuesto sitio donde se encontraba el tribunal de los Jueces de Castilla: Fuente Zapata. Se encuentra en un bosque entre las localidades de Bisjueces y Villalaín. Os recomendamos consultar las fotos del blog Tierras de Burgos.