[¿ – ?] General y militar andalusí (med. s. IX)

Perteneciente a una familia de origen árabe y cliente de los omeyas.

Junto a su su hermano ‘Abd al-Aziz, había sido encarcelado por ‘Abd al-Rahmán II en la prisión cordobesa de la Duwaira. Pero una vez que su sucesor, Muhammad I, accedió al gobierno de Córdoba (852), los liberó. Desde ese momento fue uno de los hombres de confianza del emir.

Ese mismo año ‘Abd al-Malik fue demandado ante Sulaymán ben Aswad, el juez de la aljama de Córdoba, famoso por su rectitud y equidad. Este le comunicó a ‘Abd al-Malik que debía de declarar si se afirmaba o negaba el delito. ‘Abd al-Malik, arropado por su alcurnia se negó a declarar. Pero el juez le hizo ver que tenía intención de degradarlo. Los asistentes al juicio acuciaron a ‘Abd al-Malik a reconocer su falta y acabó comprando lo que había arrebatado.

En el año 249H (863) ‘Abd al-Malik ben al-‘Abbas acompañó al príncipe ‘Abd al-Rahmán ben Muhammad, hijo del emir Muhammad I, en una expedición militar contra Álava y Castilla. Esta aceifa es narrada tanto por Ibn Hayyan en al-Muqtabis V como por Ibn Idari en su Bayan al-Mugrib, versión que aquí ofrecemos:

En el año 249H [24-febrero-863 / 12-febrero-864] salió ‘Abd al-Rahmán, hijo del emir Muhammad, contra los castillos de Alaba wal Qilá (Álava y Los Castillos) llevando como qa’id a ‘Abd al-Malik ben al-‘Abbas. Los conquistó, mató a sus hombres y derruyó sus construcciones y recorrió sus llanuras de un lugar a otro arrasando los sembrados y cortando los frutales. Mandó Ordoño ben Alfonso a su hermano al desfiladero de al-Fayy para cortar el paso a los musulmanes y que se les enfrentase allí, pero se adelantó ‘Abd al-Malik y los combatió en el desfiladero hasta derrotarlos, matarlos y dispersarlos. Luego cayó sobre ellos el resto del ejército y les envolvió la caballería por todas partes. Los enemigos de Dios ofrecieron una gran resistencia, pero acabaron por ser derrotados. Dios concedió a los musulmanes sus espaldas e hicieron en ellos una matanza terrible. Fueron muertos de sus más grandes qa’ides diecinueve condes.

Ibn Idari: al-Bayan al-Mugrib, II

En el mes de yumada II del 251H (30 junio a 28 julio del 865) partió de Córdoba una nueva aceifa ordenada por Muhammad I ataca Álava y al-Qilá. De nuevo el príncipe ‘Abd al-Rahman y su qa’id ‘Abd al-Malik ben al-‘Abbas comandan la expedición. Hubo un gran enfrentamiento en la batalla de la Morcuera, el 12 de rayab de ese año (9 agosto 865).

En esta ocasión las tropas cristianas, entre ellas las del conde Rodrigo de Castilla, fueron completamente derrotadas y hubo un encarnizado combate A continuación saquearon Álava y Castilla, y sobretodo al-Mallaha, posiblemente Salinas de Añana, fortificadas por el conde Rodrigo de Castilla.

Tras esta expedición militar no vuelve a haber noticias de ‘Abd al-Malik ben Al-‘Abbas.