Infanta del reino de Pamplona y esposa de Almanzor (fines s. X)

Su nombre original es Urraca Sánchez y era hija de Sancho II Abarca y de Urraca Fernández de Castilla.

Almanzor realizó su primera expedición contra el reino de Pamplona en el 982. Sancho Garcés tuvo que pactar una tregua y ofreció a Almanzor a su hija Urraca en matrimonio y a su hijo Gonzalo como rehén. Ambos fueron trasladados a Córdoba.

En la corte cordobesa Urraca se convirtió al Islam y cambió su nombre por Abda. Las crónicas árabes la llaman Abda la Vascona en referencia a sus orígenes. Concibió un hijo de Almanzor: ‘Abd al-Rahman ben Abi Amir, quien sería llamado Sanchuelo en referencia a su abuelo materno.

El 4 de septiembre de 992 se volvió a ver con su padre Sancho,  ya que el rey pamplonés viajó a Córdoba para firmar una tregua. Sancho II conoció en esa visita a su nieto.