[¿? –  1098]

Conde de Pallars-Jussà (1047 – 1098)

Hijo de Ramón III de Pallars-Jussà y de Ermesenda.

Sucedió a su padre en el gobierno del condado en 1047. Desde el comienzo tuvo que enfrentarse a las dificultades derivadas de la desobediencia y la animosidad que la nobleza local, que intentaba extender su jurisdicción en detrimento de la autoridad condal, mostró contra él y que creó un estado generalizado de oposición, el cual a punto estuvo de acabar con la existencia del propio condado. Una de las más importantes rebeliones que debió sofocar el conde fue la del noble Guitard Isarn de Vallferrera y sus hijos quienes, después de negar los derechos de Ramón IV sobre unos territorios de su propiedad, se apoderaron de Romadriu, de las villas de Burg y Ferreira y del castillo de Gilaré, lo que suponía el fin de su lealtad a Ramón IV y su nueva alianza con el conde Artal I de Pallars Sobirá. Ante esta situación el conde de Pallars Jussá solicitó la ayuda de tropas musulmanas, con las que no sólo consiguió someter a la nobleza, sino que logró frenar las apetencias de Artal I, que pretendía reunir los dos territorios como en tiempos del conde Suniario I de Pallars.

Guerra contra el Pallars-Sobirà

Para defenderse de su nobleza, Ramón IV buscó la ayuda de tropas musulmanas y atacó la capital del condado, Tremp (1070), que incendió, lo que causó un enorme daño a la iglesia parroquial, que más tarde fue dotada espléndidamente por el mismo conde. Ramón IV reconquistó a Artal I los castillos de Sentis, Mont-ros, Regnard y Segur y luchó por su posesión en Castelló, Erill, Viu, Bellera, Adons, Ensen, Chaverol, Toralla, RIvert, Talarn y Tendrui. Durante el conflicto entre los dos primos, ambos accedieron a vender, entregar o cambiar diferentes castillos como medio de solventar sus diferencias. La ayuda musulmana contribuyó además a detener el expansionismo del conde Ermengol IV de Urgel por las zonas de la Conca y del valle del Meiá, aunque con la montaña del Montsec y el valle de Ager en manos de los habitantes de Urgel, quedaba obstruida la expansión natural del condado de Pallars Jussá. Puede que este hecho explique el matrimonio de Ramón IV con Valença, hermana del vizconde de Ager, Arnau Mir de Tost en 1056. Valença aportó como dote numerosas posesiones en la Conca; Ramón ofreció a cambio a su esposa los castillos de Mur, Llimiana, Orcau y Basturç.

Los escasos documentos que han quedado de la época de Ramón IV concuerdan con el clima de inestabilidad que dominó el país. Encontramos gran número de ventas, permutas, donaciones, etc. que hicieron cambiar de manos castillos, propiedades, rentas y derechos, como resultado del gran desorden que provocó la política de agresión de los condes de Urgel y Pallars Sobirá sobre el Pallars Jussá. De 1064 ha quedado un documento por el cual el conde Artal I de Pallars Sobirá otorga el perdón al conde de Pallars Jussá. Es un acto formal que cierra una acción judicial en la cual el ganador de un pleito se mostraba generoso con el perdedor.

En 1069 el conde y su esposa fundaron el monasterio de Santa María de Mur. En 1070 Ramón IV, junto con su esposa y su hijo Pedro, confirmaron a la iglesia de Urgel la villa de Sabort (o Sort), para expiar los pecados que había cometido al llamar a los sarracenos contra los cristianos. En 1079 el conde Ramón recibió de Arta I de Pallars Sobirá una serie de posesiones usurpadas ilegalmente, entre las que se encontraban los castillos de Castellón, Toralla, Claverol, Erilla, Godra y Tormeda, entre otros, el monasterio de Santa María de Lavaix y el valle de Bohí, con sus términos y pertenencias. Entre 1070 y 1090 la nobleza local regresó a la lealtad al conde; de aquellos años han quedado numerosos tratados de conveniencia, en orden a restituir la autoridad condal.

Ramón IV murió en 1098, dos años antes que su esposa, y fue enterrado, según su voluntad, en el monasterio de Santa María de Mur. Le sucedió en el condado su hijo Pedro Ramón, quien gobernó mancomunadamente con su hermano Arnaldo Ramón.

Matrimonio y descendencia

Se casó con Valença Mir, hija de Arnau Mir de Tost. De esta unión nacieron:

  • Arnaldo Ramón I  (?-1111), conde de Pallars-Jussà.
  • Pedro Ramón I (?-1113), conde de Pallars Jussà
  • Bernardo Ramón I de Pallars Jussà (?-1124), conde de Pallars Jussà
  • Según algunos historiadores también tuvieron una hija llamada Loreto de Pallars Jussà.

Bibliografía

  • D’ABADAL, R. Els primers comtes catalans. Barcelona, Teide, 1958.
  • D’ABADAL, R. La formació de la Catalunya independent. Barcelona, 1970.
  • MARTÍNEZ I TEIXIDO, L. Las famílies nobles del Pallars en els segles XI i XII. Lérida, 1991.
  • SÁNCHEZ I VILANOVA, L. El Comtat de Pallars Jussà (1011-1191). Lérida, 1989.