Portada » Personajes » San Adulfo, mártir mozárabe

San Adulfo, mártir mozárabe

por Javier Iglesia Aparicio
0 comentario 42 visitas 3 min. de lectura
A+A-
Reset
San Adulfo

[? – Córdoba, d. 27 septiembre 822]. Mártir y santo mozárabe

Adulfo y Juan eran dos hermanos que pertenecían a una noble familia que residía en Sevilla o, al menos en el territorio de su diócesis. Eran hijos de madre cristiana, por nombre Artemia, y de padre musulmán. Fueron educados por su madre en la fe católica.

A la muerte del padre parece que Artemia y sus hijos se trasladaron a Córdoba, donde llegó a ser abadesa. Pero fueron denunciados ante las autoridades y condenados a muerte. Se sabe el día de su martirio, 27 de septiembre, pero se ignora el año exacto, ya que Eulogio sólo dice que murieron al principio del reinado de Abderraman II.

Adulfo y Juan anteceden en varios años a los mártires de la gran persecución de los años 850-860. Pero no parece que estemos ante el mismo caso: Adulfo y Juan no se presentaron voluntariamente al martirio, sino que fueron denunciados por infringir la ley que obligaba a los hijos de los matrimonios mixtos a profesar la religión musulmana.

Según Eulogio, el abad Esperaindeo, su maestro, escribió la pasión de estos dos mártires, pero se ha perdido:

[…] a una mujer de la mayor santidad llamada Artemia, que también hacía tiempo había enviado al cielo por medio de una muerte en el martirio a sus dos hijos, a saber, Adolfo y Juan, que triunfaron varonilmente sobre su enemigo al principio del reinado del actual monarca. Sus gestas, brillantes como estrellas del cielo, las redactó con estilo más prolijo para ganancia de la santa Iglesia y ejemplo de los débiles nuestro anciano maestro e ilustrísimo doctor, del que hicimos mención en el libro primero, el abad Esperandeo, de santo recuerdo y memoria.

Latín: Memorialis Sanctorum, Liber II, cap. VIII, 9; castellano: Obras completas de San Eulogio de Córdoba, pág. 118

Una hermana de Adulfo y Juan, Áurea, les sobrevivió muchos años, siendo martirizada el año 856.1

Usuardo, quien visitó España el año 858, incluyó a Adulfo y a Juan en su martirologio e indicó que los cuerpos de los mártires estaban enterrados en Córdoba, en la basílica de San Cipriano.

  1. El parentesco es nombrado por San Eulogio en al menos dos ocasiones en Memorialis Sanctorum, Liber III, cap. XVII, 1, 3 ↩︎

Te puede interesar

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.