[f. s. VIII – p. s. IX] Noble del reino de Asturias

Teudano es citado únicamente por la Crónica Albeldense (XV, 9) al narrar que Alfonso II de Asturias fue expulsado de su trono en el undécimo año de su reinado, en el 802, y que se refugió en el monasterio de Abelania (posiblemente Ablaña, en Mieres).

Tras un tiempo, Alfonso II fue repuesto en el trono gracias a la acción de Teudano y un grupo de nobles leales al rey.

Alfonso el Magno reinó 51 años. Este, en el undécimo año de su reinado, expulsado ilegítimamente del trono se refugió en el monasterio de Abelania. De allí fue sacado por un cierto Teuda y por otros leales, y repuesto en Oviedo, en la cumbre del reino.

Crónica Albeldense, XV, 9

Se desconocen por completo las causas de la rebelión, su duración y quiénes fueron sus instigadores. Incluso tampoco existe seguridad acerca de dónde se localiza exactamente el monasterio de Abelania.

De Teudano no existe más rastro.

Causas de la rebelión contra Alfonso II

Con respecto a las posibles causas se han apuntado dos hipótesis. La primera que los instigadores fueran un remanente del grupo de nobles que, enemistados con su padre Fruela I, hicieron tan difícil que Alfonso II llegara al trono. Recordemos que en el 783 Alfonso II ya había sido expulsado del trono y tuvo que refugiarse en Álava mientras Mauregato se hacía con el poder. Alfonso II no volvió como rey hasta el 791 tras la renuncia de Bermudo I.

La segunda hipótesis relaciona el alzamiento con la actitud pro-franca de Alfonso II, quien había enviado varias embajadas a la corte de Carlomagno, y con un posible nombramiento (del cual no he encontrado ningún rastro) de algún noble franco en la corte asturiana,

Lo único seguro es que en el 808 Alfonso II estaba en Oviedo tal y como reza la inscripción de la Cruz de los Ángeles. Probablemente el exilio forzado no duró más que unos pocos meses pues ni siquiera consta que hubiera otra persona ocupando el trono asturiano.

Es posible que, tras este acontecimiento, Alfonso II trasladara la corte a Oviedo, donde comenzó un gran proyecto de edificación que la propia crónica cita a continuación del incidente.

¿Dónde se encuentra Abelania?

Luís Alfonso Carballo en sus Antigüedades y cosas memorables del Principado de Asturias (1695), se inclinaba por Avilés, mientras que Ambrosio de Morales prefería situarlo en Samos, en Galicia. Ninguno aportaba datos fiables para justificar su hipótesis.

Por su parte, ya en época más reciente, Constantino Cabal llevaba Abelania hasta la Liébana, en Cantabria, donde existieron en otro tiempo dos monasterios llamados Bellenia, uno dedicado a Santa María y el otro a San Salvador. Investigando lo mismo, otros autores han citado puntos tan dispares como Ablaneda, en la parroquia de Godán del concejo de Salas, o el monasterio de San Cosme y San Damián de Abeliare, en León (que en esa época ni siquiera pertenecía al reino de Asturias).

A pesar de todo, el lugar que cuenta con más partidarios es Ablaña, en Mieres (Asturias). De esta opinión son Claudio Sánchez Albornoz, Ramón Menéndez Pidal y Armando Cotarelo.